Vas a votar el 25 de mayo y lo sabes

Por Aroa Fandiño Serrano

Querida/o votante:

Como sabes este 25 de mayo son las elecciones al Parlamento Europeo y sabes que son unas elecciones europeas diferentes. Sabes que para seguir avanzando en la democratización de la Union vamos a elegir al que será la/el Presidente/a de la Comisión Europea.

Sabes que este proyecto de construcción europeo está a medio camino. Recuerdas la razón por la que la Unión Europea existe: tras dos guerras mundiales que asolaron este continente nos pusimos a construir un nuevo presente de negociación y colaboración para construir un futuro de paz y progreso.  Éramos el centro de este planeta y no sólo de la paz de nuestra convivencia dependía nuestro propio provenir, sino también la paz para el resto del mundo. Ese mundo nos miraba expectante y asombrado de nuestro esfuerzo y logros. Ese mundo miraba como referente a Europa y los/as europeos/as.

Sabes perfectamente que este proyecto en el que estamos inmersos ha vivido momentos de éxtasis y momentos sinsabor… y sabes perfectamente, que nos encontramos en un momento crítico.

El mundo ya no es lo que era, fenómenos como la globalización, lo han cambiado completamente. Nuestra certeza de ser el centro del mundo se ha convertido en una enfermedad. Europa sufre de etnocentrismo. Un mal diagnostico tiene como consecuencia una mala respuesta. Sabes que Europa no ha diagnosticado bien su problema y ahora estamos viendo las consecuencias. Sabes que Europa tiene que adaptarse a este nuevo escenario y, por eso, sabes de la importancia de estas elecciones.

En estas elecciones se elige una dirección política para los próximos cinco años. Conoces de la desigual relación entre la economía y la política. Recuerdas, como en estos años, la economía ha ganado a la política. Pero también sabes, que debemos rectificar esta realidad. La buena política tiene que volver a ser el centro donde se toman las decisiones, la política es en esencia la forma en la que nos relacionamos las personas en democracia y, por tanto, por dignidad sabes que vas a ir a votar.

Sabes que la democracia la construimos día a día y votando en las elecciones. Para construir esa democracia fuerte en Europa, esa llamada de atención no sólo a la economía sino también a aquellos que pretenden seguir construyendo este proyecto, la Union, basado en  burocracia y no en participación, hay que opinar, hay que aportar, hay que decidir, hay que votar.

Eres consciente de que nuestros problemas no se resuelven solo con acudir a votar, eso también lo sabes. La votación no es magia. Pero si sabes, por nuestra reciente historia, que no votar significa que otras/os construyan nuestro futuro por ti, otras/os que no opinan como tú, otras/os que no quieren el mismo futuro que tú. No votar es igual a no democracia. Y sabemos perfectamente lo que eso significa en este país.

Sabes que la democracia es imperfecta, como la vida. Pero es la forma más perfecta que hemos encontrado los seres humanos para convivir, la más justa, porque el voto del rico vale igual que la del pobre, el voto del hombre vale igual que el de la mujer, ni más ni menos. Con todas las imperfecciones que existen en nuestros sistemas electorales, que sabes que debemos mejorar, sabes que vas a ir a votar porque quieres construir tu futuro, nuestro futuro. Sin Europa no hay futuro y lo sabes.

Sabes que nuestro futuro, el de los jóvenes y el de los no tan jóvenes, está en este continente, está en la construcción de un continente unido que haga frente a los desafíos de este nuevo tiempo. Sabes que la Unión se inventó para crear los Estados Unidos de Europa. Y sabes que en estas elecciones elegimos como se seguirá construyendo este proyecto.

Por eso, sabes que el domingo 25 de mayo vas a votar por Europa.