FELIZ SEMANA EUROPEA

Escrito por: Iñigo Cruz

Artículo publicado originalmente en La grieta el 13 de Mayo de 2015

 

¡Estamos de fiesta! Como si de la Semana Santa se tratase, hace un par de semanas vino cargada de toda una romería de eventos y aniversarios cruciales para Europa, unidos de manera única e indivisible, y sobre los que habitualmente pesa un profundo desconocimiento u olvido. Permítanme que les distraiga del fragor electoral local español y les hable un poco de lo que significaron las efemérides de esta semana: armisticio de la II Guerra Mundial, firma del Tratado de Londres y el Día de Europa, para todos nosotros.

Retrocediendo en el tiempo, volvemos a finales de abril de 1945: las tropas aliadas avanzan liberando Europa  y el que fuera el poderoso Tercer Reich alemán se derrumba a ojos vista. Adolf Hitler se suicida en su guarida de Berlín un 30 de abril y, pocos días después, Alemania firma la rendición incondicional, el 8 de mayo de 1945 (70 años nos contemplan desde entonces) con los aliados occidentales, y el 9 de mayo con los orientales (Rusia). Hasta aquí la parte más conocida, aunque sea por los desfiles en la Plaza Roja que salen en las noticias cada 9 de mayo.

El fin de la guerra trajo consigo el inicio de nuevos intentos por unir un continente que se encontraba en una situación lamentable tras ser el origen y epicentro de dos conflictos mundiales en treinta años, manteniéndose a flote gracias a la ayuda americana (Plan Marshall a la cabeza). En esta tesitura, se abrió en Europa un baile de proyectos unificadores de diversa índole, desde lo puramente económico, a algo más político, así como variaciones en los estados participantes de cada proyecto. Los resultados también fueron variados, así que, para no dispersarnos, nos centraremos en los que a la postre acabaron siendo más relevantes y genuinamente europeos.

Un 5 mayo de 1949, tres años después de aquel discurso de Winston Churchill en la Universidad de Zúrich, en el que reclamó “unos Estados Unidos de Europa y la creación de un Consejo Europeo”, se firmaba el Tratado de Londres (al que se adhirieron Bélgica, Dinamarca, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Suecia y Reino Unido) y con él nacía lo que se conoce como Consejo de Europa. En su gestación, todo un parto, se enfrentaron dos formas de afrontar la realidad y la solución a los problemas europeos: mientras los centroeuropeos apostaban por el compromiso y la asunción de obligaciones a través de un tratado; los periféricos, con Reino Unido a la cabeza  (lo de los Estados Unidos de Europa era más nominal que otra cosa), apostaban por un foro de diálogo y negociación sin compromiso alguno.

lagrietaonline_Feliz-Semana-Europea_foto-2-181x300Finalmente, la postura periférica se impuso −e incluso cumplió el deseo revanchista de excluir a Alemania en un primer momento− y las esperanzas depositadas en el Consejo de Europa como solución a los problemas europeos se vieron  truncadas. Sin embargo, el Consejo de Europa aportó cosas interesantes a Europa, ya que acabó dando lugar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y en 1955 inventó una bandera (el autor se inspiró en la imagen de la virgen de la catedral de Estrasburgo)  e instituyó un himno (la Introducción a la 9ª de Beethoven, o Himno de la alegría) para Europa. Símbolos que en 1986 tuvieron a bien apropiarse las Comunidades Europeas con gran éxito, y, tal es así que el Consejo de Europa se tuvo que inventar otra bandera…

 

Entre aquellos que quedaron defraudados por el fracaso del Tratado de Londres, estaba un francés que tomó muy buena nota. Se llamaba Jean Monnet y exactamente un año (y cuatro días) más tarde  iba a lanzar una iniciativa que cambiaría la historia de Europa. Con el apoyo de Robert Schuman, ministro de Exteriores de Francia, diseñó un plan: una Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), con la que buscaba afianzar la paz europea, integrando a Alemania (en vez de aislarla, como proponía la mayoría) y controlando los dos recursos clave para la guerra en aquel momento (carbón y acero), apoyar su reconstrucción y, de paso, lidiar con el problema de producción y desajustes de mercado entre los productores de ambos materiales.

Todo esto quedó explicado en una declaración de tres páginas (el primer borrador fueron 25)  que leyó Robert Schuman un 9 de mayo de 1950 en el Salón del Reloj en el Ministerio de Asuntos Exteriores francés. No por casualidad, cinco años después de la rendición de Alemania,  se le tendía la mano y se recordaba que “Europa no se hará de una vez ni en una obra de conjunto: se hará gracias a realizaciones concretas, que creen en primer lugar una solidaridad de hecho”.  La CECA reunió a Alemania, Francia, Bélgica, Luxemburgo, Holanda e Italia (lideradas por grandes hombres como Konrad Adenauer, Alcide de Gasperi o Henry Spaak, dispuestos a apostar todo su capital político en el proyecto). Si alguno echa de menos a los británicos, que no se preocupe: aprendida la lección del Tratado de Londres, al Reino Unido se le invitó a salir cuando quedó claro que no pensaba comprometerse lo más mínimo en este proyecto.

6_n

 

Desde entonces, el 9 de mayo fue la fecha elegida para conmemorar el nacimiento de las Comunidades Europeas y, posteriormente, la Unión Europea. Y puede que incluso, si Dios quiere (literalmente) se convierta en un futuro en la festividad de San Robert Schuman, pues su condición de devoto católico de profundos y coherentes valores cristianos  ha llevado a  solicitar su beatificación.

No obstante, este no sería el último proyecto nacido al calor de un mayo primaveral. En mayo de 1952, el Tratado de la Comunidad Europea de Defensa (CED) se firmaba por los mismos países que habían firmado la CECA, con el propósito de crear una verdadera Comunidad de Defensa, con recursos, mandos y soldados comunes e independientes, todo ello en plena Guerra Fría y sin tutela norteamericana. Calcule el lector el nivel de la apuesta…

¿Dónde fue a parar esto? Pues quiso la Historia que Francia, unos meses más tarde, con una IV Republica inmanejable y su Asamblea Nacional controlada por los diputados gaullistas, se arrepintiera de haber firmado el Tratado, rechazando su ratificación (paso necesario para que el Tratado tenga verdadero valor), quedando esa Comunidad Europea de la Defensa como la gran asignatura pendiente en Europa, y así hasta el día de hoy, 65 años después (ejemplo donde los europeos no somos los más aplicados de la clase).

Así que si tienen un rato, les invito a que echen la vista atrás y brinden por esa idea que nació hace 65 años entre las cenizas humeantes de lo que era Europa, que tomó forma de discurso en la voz de Robert Schuman, para reconciliar enemigos y garantizar un futuro común. Una idea, convertida en proyecto, fruto de un proceso de ensayo y error, en cuyo  camino quedaron el Consejo de Europa o la CED, hasta convertirse en la Unión Europea que hoy conocemos Este proyecto, lejos de darlo por concluido,  es algo vivo, en construcción permanente (algunos dirán crisis, de lo que hablaremos en detalle otro día) que nos ha permitido avanzar hasta cotas difícilmente imaginables hace 65 años, ¿recuerdan la peseta o el marco alemán?¿las colas en las fronteras? ¿el dinero que costaba viajar un fin de semana a cualquier parte? ¿o si existía el Erasmus? Y en clave local ¿el dinero que ha recibido nuestros campos o nuestras infraestructuras? pero al que aún le quedan muchas semanas europeas que celebrar hasta darla por conseguida y poder decir que nunca más habrá guerra entre nosotros.

¿HAY ALGUIEN AHÍ? LLAME A FEDERICA

Escrito por: Iñigo Cruz

Articulo originalmente publicado en la revista LA GRIETA On line

Me van a disculpar que empiece con la archiconocida pregunta retórica de Kissinger sobre la Unión Europea: ¿A quién debo llamar? Pregunta que aún hoy es de difícil respuesta. No obstante, si algo apuntan las maneras de la nueva alta representante de la UE para Asuntos Exteriores en Política de Seguridad (lady PESC), la italiana Federica Mogherini, es que ella está dispuesta a recibir la llamada que tanto estamos esperando.

Ciertamente, su punto de partida no es el mejor de los posibles. Su antecesora, lady Ashton, ha realizado un trabajo que podemos calificar de eficiente de puertas para dentro: echar a andar la maquinaria europea del servicio exterior no es baladí, pero sí gris, y la repercusión pública de su actividad ha sido, por decirlo diplomáticamente, escasa.

Con esos antecedentes, nuestra nueva alta representante llegó al cargo bajo miradas suspicaces, ya que en su contra se adujo su escasa experiencia en un puesto ministerial. Cierto, carece de una prolongada carrera en el área, sin embargo a su favor tiene que, desde 2008, se ha mostrado activa (por ejemplo en el Consejo de Europa) y desde que ha ocupado el cargo ha mostrado no tener miedo a la tarea, estrenándose con llamadas de atención como la declaración para el reconocimiento del Estado palestino y la frenética agenda de viajes en este último mes.

Mientras, en la lista de asuntos pendientes que tiene por delante Mogherini, en orden de importancia, según un servidor, estos son los más relevantes:

  • Rusia (y el conflicto en Ucrania): gran asignatura pendiente de la UE como unidad. Aquí el entendimiento con el presidente del Consejo, el polaco Donald Tusk, será clave para poder presentar una imagen y discurso uniforme frente a Putin.
  • Mediterráneo y Oriente Medio: inmigración, terrorismo, países en guerra, crisis económica, conflicto israelí-palestino y todo ello en el patio trasero de la UE. Sin duda, habrá de saber coordinarse con los países miembros de la cuenca mediterránea y con los demás comisarios afectos. A su favor, venir de un país mediterráneo (y el apoyo de su primer ministro Renzi).
  • Candidatos y países vecinos : asunto poco visible a priori. Las exrepúblicas yugoslavas, ahora encarriladas, siempre están prontas a salir de la línea marcada, junto con una Turquía bajo el liderazgo de Erdogan, quien se debate entre su rol con la UE y convertirse en potencia regional independiente.
  • Tratado libre comercio con EE. UU.: patata caliente donde las haya, para ella y toda la Comisión. Las negociaciones han sido criticadas por el oscurantismo con el que se llevan. Será una asignatura clave para ver el juego en equipo de Mogherini.
  • G-20, Asociación del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) y China: aquí la dificultad radica en la multitud de asuntos político-comerciales, a los que hay que sumar el tener que lidiar con un coro de 28 voces, cada una con prioridades e intereses dispares, y el ser capaz de sacar el máximo rendimiento a las herramientas de las que dispone la UE.
  • América Latina y África subsahariana: los grandes olvidados de la política exterior comunitaria. ¿Ocuparán un puesto relevante en la nueva agenda de lady PESC?¿Podrá recuperar el terreno perdido frente a China?
  • ¿ONU-Consejo de seguridad?: Este punto es una hipótesis, pero, ¿en caso de producirse la tan esperada, pero nunca llegada, reforma del consejo, será capaz la UE de agruparse en un solo asiento para la UE?

En contra, las potenciales piedras que podrá encontrar son unos tratados que a veces dejan poco claro sobre quién recae la responsabilidad exterior, si bien Juncker parece tenerlo claro. ¿En qué medida Tusk querrá mayor KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERAprotagonismo en política exterior? A su vez, carece de un presupuesto propio, ya que depende del de la Comisión y este a su vez de un Parlamento Europeo con poderes reforzados y con un tercio de eurodiputados que podemos calificar de euroescépticos o eurocríticos, insuficientes para bloquear las grandes líneas de acción, pero suficientes para ser la eterna china en el zapato.

No podemos olvidar que la política exterior suele ser un asunto jugoso para los gobiernos. Resultará difícil que quieran dejarse robar protagonismos o atenerse a la línea acordada desde Bruselas. No obstante hay una pincelada de optimismo: el reciente acuerdo en noviembre entre Alemania y Francia, al que se suma Polonia, y ha sido conocido como Triángulo de Weimar. En este acuerdo por fin se reconoce expresamente la necesidad de una política exterior común —es decir, compartir embajadas— y así lo harán Francia y Alemania. Si eso lo han hecho los grandes, con el tiempo, ¿no sería lógico ver a los 28 estados miembros en una embajada y bajo una misma bandera?

Pero no desfallezcamos, Mogherini tiene a su favor valiosas herramientas: un servicio exterior plenamente operativo y con representaciones en todo el mundo y un presidente de la Comisión (Juncker) que ha dicho que pretende viajar poco y cederle el protagonismo en su área. Al mismo tiempo, el nuevo esquema de la Comisión integra el interés en la política exterior y en él la alta representante ocupa el puesto de vicepresidente en el grupo de trabajo más relacionado con la política exterior y con el mandato expreso de su presidente de dirigir y coordinar esfuerzos. Y no puede faltar el poder blando, o lo que es lo mismo, la Unión Europea como referente, pues pese a las críticas que recibe, sigue siendo un ejemplo a seguir en integración, paz y bienestar, un hecho que siempre cuesta reconocer a los demás países y que en buenas manos es una útil herramienta.

En resumen y para toda la ingente lista de tareas por realizar, mi consejo al señor Kissinger es que llame y pregunte por Federica, quien tiene 5 años por delante para demostrar que la UE sigue ahí, siendo un actor relevante a tener muy en cuenta y que está en ello.

El espectáculo circense europeo

Escrito por Iñigo Cruz

El presente artículo fue publicado originalmente en la revista LA GRIETA

Con todos ustedes, en la pista central ¡las instituciones malabaristas de la UE! No, no nos hemos equivocado de columna, vamos a hablar de Europa y no de Circo, o tal vez sí. Si me permiten el símil con las instituciones europeas y, en particular, sus tres cabezas más visibles (Juncker- Presidente de la Comisión, Tusk- Presidente del Consejo y Moguerini – Alta representante de la UE)  conforman una peculiar agrupación cuya gestión puede asemejarse a la de un trío de malabaristas circenses acompañados de un maestro de ceremonias, el Parlamento Europeo (y su Presidente Martin Schultz).

4985920361_7e5ecd29a0_z Imagine el lector un malabarista, con sus malabares ardiendo ¿Cuántos pueden manejar al mismo tiempo y ¿Cómo? 5…¿Tal vez 10? Ahora bien, cuando se le une otro malabarista, el número de los que pueden mantener en el aire aumentará a..¿15, 20? ¿Y si son 3 los malabaristas?[1]

Pues aún más. Volvamos ahora al ámbito europeo y pongámonos en 2 escenarios diametralmente opuestos: los tres malabaristas se compenetran a la perfección y realizan un número espectacular con docenas de malabares en el aire o se pelean y todo acaba por los suelos. Si empezamos por la parte de antecedentes, la experiencia previa del trío Barroso-Van Ron Puyu-Ashton no puede calificarse de un gran ejemplo. El perfil bajo adoptado por ellos y a su vez, buscado por los Estados miembros (sin olvidar el protagonismo de la Canciller alemana que ayudó a eclipsarlos), no puede decirse que diera pie a grandes desavenencias o luchas de poder pero tampoco a realizar grandes hazañas. Dicho de forma más mundana: dejaron gran parte de las gradas del circo por barrer.

Tengamos también en cuenta las reglas de juego: Tratado de Lisboa para los amigos o Tratado de la Unión Europea y Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea para el resto. En cualquier caso, con mucha trampa, en ellos se deja constancia de las capacidades de cada uno, pero sin entrar en una definición clara. Antes de seguir me van a disculpar, si cito aquí los tratados, al menos de palabra, pueden confiar en mí o leer el pie de página para ver los artículos referidos, pues tengo el firme (des)propósito de usar lo menos posible el vocabulario técnico de la UE, salvo cuando quiera que se echen la siesta.

 

Pues bien, agárrense que vamos a “liarla parda”. Según nuestro amigo el Tratado de Lisboa, en políticas tan notorias como la Exterior, encontramos que “el Presidente del Consejo Europeo asumirá la representación exterior, sin perjuicio de la Alta Representante” , quien está “al frente de la política exterior y de seguridad común de la Unión”[2] y ”…presidirá el Consejo de Asuntos Exteriores” y “será uno de los Vicepresidentes de la Comisión”…(más que Alto o Alta, habría que calificarla de bipolar con 2 cargos en 2 instituciones) ..y la Comisión “con excepción de la política exterior y de seguridad común… asumirá la representación exterior de la Unión”. Pero hay más…como guinda al pastel “La Unión dirigirá la política exterior y de seguridad común…”[3]  Conclusión: ¿¿Qué??¿¿Quién??¿¿Cómo??  Cualquiera que lo lea con un mínimo espíritu crítico puede pensar que lo dicho es la perfecta excusa para no hacer nada, si es que se ha enterado de algo, o finamente, comenzar un eterno debate sobre quién hace qué y tirarse los malabares a la cabeza.

 

Ahora bien ¿Y sí lo miramos desde el otro lado? Pongámonos ahora en la 6904304987_894a6a7135_otesitura que los tres se entienden a la perfección y sus aspiraciones políticas (y por qué no, egos) no chocan, sino se complementan. La falta de definiciones milimétricas les dota de la agilidad necesaria para alcanzar un acuerdo entre ellos, si ellos quieren. Tusk y Moguerini en los vértices más cercanos al público, Juncker un poco más atrás (a diferencia del anterior presidente Barroso, no busca ocupar la primera línea del photo call, no lo dice un servidor, lo dice él). Los perfiles de nuestro tres artistas circenses se complementan bastante bien, conjugan experiencia con energía y trasfondos políticos muy distintos que les permiten abarcar distintos escenarios. Por ejemplo Tusk debe entenderse con el oso del circo (Rusia), Moguerini lidiar con el cañón explosivo (Oriente Medio) y Juncker controlar la taquilla (ronda negociadora de la OMC o presupuestos de la UE).

Y todo esto, mientras (Super) Mario Dragui, doma a las fieras, es decir, calma los mercados desde el BCE y Martin Schultz, presidente del Parlamento Europeo, en su calidad de maestro de ceremonias promociona a nuestros malabaristas o les pone alguna zancadilla, pues no olvidemos que si hay un €  del presupuesto de la Unión implicado, el Parlamento habrá de pronunciarse y también éste quiere su ración de atención bajo los focos, pues a fin de cuentas, es el representante directo del público (los ciudadanos) en la pista.

En conclusión; ¡PASEN Y VEAN! Los próximos 5 años pueden dar pie a un espectáculo memorable, donde entre trapecistas, malabares, fieras y payasos, veamos surgir una Unión Europea digna del espectáculo más grande del mundo. Mientras tanto, seguiremos describiéndoles la función desde estas líneas.

Recuerden que la UE puede ser fácil y divertida,

[1] Existe un teorema en juegos malabares, planteado por Claude Shannon, donde se plantea que el número de malabares que pueden manejarse es proporcial al número de manos.  https://www2.bc.edu/~lewbel/jugweb/sciamjug.pdf

[2] Ver T.U.E art 13 y ss donde se describen las competencias de cada Institución

[3] Art 25 del TUE

La conspiración : la «verdadera» historia de Europa y las croquetas

Estimado Lector, el pasado 28 de diciembre desde Ya semos europeos ¡UE! le hice partícipe de un gran descubrimiento, la conspiración que había dominado la historia europea en los dos últimos siglos ¡Las croquetas! Habían sido protagonistas de la historia europea y usted sin saberlo…

Pero aquí estamos para remediarlo y permítame que comience mi relato en el lejano 1789, en la Francia borbónica (La de los Borbones,  la del Bourbon era otra cosa). Reinaba un tal Luis XVI, de manera no especialmente brillante y poco original (cuando 15 antepasados tuyos se han llamado Luis ¿qué esperas?), la economía no estaba boyante y las cosechas iban de mal en peor. Para colmo, la nobleza en su parra, tal es así que  según los rumores, su señora esposa, la Reina Maria Antonieta, al enterarse que la gente no tenía pan para comer dijo “que coman brioche”… y por lo bajini añadió “y que coman croquetas”. Pero por aquel entonces, estas eran un manjar reservado a unos pocos, lo que aumentó el descontento, ya se sabe, malo pasar hambre y encima si es con recochineo….

El cabreo fue en aumento y un buen día, un 14 de julio, un incauto oficial se dejo el tupper con croquetas en el  trabajo (la Bastilla-prisión se llamaba la oficina) corrió el rumor entre el pueblo de París que había unas croquetas en el fuerte y allí que fueron a asaltarlo (la versión oficial dice que fueron a por armas, munición y liberar unos prisioneros).

La cosa no dejó de degenerar, cual croquetilla al aire en un día soleado y en breve, el Rey estuvo sin trabajo y sin cabeza poco revolucióndespués, a lo que le siguió un baile de las sillas entre los jefes de la revolución, donde abundaron las recetas de cómo gobernar y de cómo preparar las croquetas (la “época del terror” lo llamaron, no por la cantidad de ejecuciones, sino por lo duras que estaban las jo… croquetas de la época) y así continuó  hasta que llegó un corso cuyo destino también estuvo marcado por el mencionado manjar.

Napoleón Bonaparte nacido en Córcega y apodado de pequeño (y de mayor, que alto no era mucho que digamos) como “el croqueta” por sus compadres corsos. Este mote le repateaba profundamente tanto que, de sentirse más corso que todos los demás corsos juntos, decidió sentirse francés (“que las croquetas tienen grandeur  y elegancia” dicen que dijo). Así que el  amigo Napoleón acabo en Paris, repartiendo estopa y revolución por la ciudad y como era bueno en eso, un rato largo, pues fue ascendiendo. Por muy dedicado que estuviera al trabajo, eso no le impidió enamorase, además de si mismo, de una mujer mayor que él, Josefina, por la cual profesaba un amor incondicional, surgido de las croquetas que esta le preparaba (“como las de su mamá”, efectivamente hasta los más grandes tienen debilidades)

Pero su celo por expandir la revolución era una tapadera, el código civil napoleónico escondía al final del mismo un anexo  un recetario de cocina! Y en él, su artículo más valioso era la receta de las croquetas. Este era el arma secreta de Napoleón, venía con toda la intención de extender la dominación croquetera francesa por toda Europa (ver imagen para más señas).

nap y croNo obstante, sus planes chocaron con los irreductibles españoles, quienes ya disponían de su propia receta y buenos somos para esas cosas, “¡a mi no me toques las croquetas! “ fue el grito del 2 de Mayo, lo de defender al Rey Fernando VII (un rey empanado) fue un adorno posterior. Al mismo tiempo, por Europa, aprovecharon el error de Napoleón de irse a comer croquetas a Moscú para ponerlo en su sitio, batalla arriba y abajo, primero en la Isla de Elba, aunque no por mucho tiempo. Napoleón volvió con ánimos y recetas renovadas, pero el asunto le duro 100 días, después de eso, la masa se le quedó incomible (en un lugar llamado Waterloo, cuentan las crónicas).

Con la caída de Napoleón se reunieron los poderes europeos de la época en Viena (por eso del escalope y que invitaba un tal Metternich, que era de allí) donde acabarían compartiendo recetas y repartiéndose el pastel (del postre).

La cosa estuvo algo inestable durante las siguientes décadas, pero sería en los años 1860 que Europa volvió a moverse, los Prusianos, unos tipos un poco agriados por no comer muchas croquetas, decidieron que todos sus primos comían mejor y era hora de unirlos…

Pero eso es otra historia…(continuará)

UE y Croquetas….¡la conspiración!

Nueva entrega de Ya semos europeos ¡UE!

Estimado lector :

Alguien dijo una vez que las leyes que se hacen en la Unión (esa cosa llamada directivas, entre otras) son como las croquetas. Si uno pone demasiada harina (o tropezones) al hacer la bechamel, es decir, le pone demasiado elemento común/europeo, nadie se va a poder tragar la croqueta después, vamos que los gobiernos y a veces los ciudadanos, dirán que son incomibles/intragables. Por otro lado, si le ponemos poca harina, la bechamel no tendrá consistencia y la croqueta será un churro, no servirá para nada y tampoco habrá quien se la coma, igualito que intentar hacer algo con 28 al mismo tiempo, sin poner algo de orden y concierto antes a través de una entidad común.

croqueta UEPara colmo, viene el tema del relleno ¿Qué le ponemos? Es decir… ¿de que irá nuestra directiva? Pues como siempre habrá tantos gustos como opiniones, ¿queso?… ¿qué queso? ¿jamón?… ¿por qué no chorizo?… ¿pescado?… ¿bacalao?, ¿merluza? ¿cangrejo?… dando por resultado una croqueta que al final todo el mundo se zampa ¡por supuesto! pues está hecha con el mayor de los cuidados y esmeros, además de con ingredientes de primera calidad (traducido al tema europeo: los que trabajan en Bruselas ni son una panda de vagos ociosos, ni tontos, son unos grandes currantes y gente que se esfuerzan, de veras, por hacerlo lo mejor posible y piensen que tener contentos a 500 millones de personas no es fácil) pero con la que nadie queda totalmente satisfecho, que para algo somos muchos y siempre hubieran preferido otro sabor.

Esta es, pues, la realidad de Europa: un fino manjar, la croqueta, no la directiva, que a todos gusta pero con el que nadie está totalmente contento, esta último iba por las dos ¡PERO! ¡ah! con el tiempo la cosa cambia y uno siempre dice, “¡oye! Pues la croqueta ésta, al final no estaba tan mal”…”¿de qué dices que eran?” y con algo más de tiempo, todos se las zampan encantados, las croquetas, pero también, mira por donde, las directivas y dicen algo así como “olala/ Mein Got/Ma che cosa/ Sto /….”(póngase en el idioma que más guste y bien escrito si puede ser) Pues esto al final no estaba tan mal, fíjate que nos ahorramos unos euros y sale todo más rápido y mejor” que es, a fin de cuentas, es para lo que sirve una directiva.

Ahora me van a disculpar, en los párrafos anteriores usé 5 veces la palabra “directiva”… ¡horror! Van 6, incumpliendo la promesa de no aburrir ni usar palabras feas o jerga comunitaria, vamos, que a estas alturas ya he caído en mi propia trampa varias veces… por esto, a modo de recompensa, les contaré un secreto, un secreto que dura décadas y del que nadie se ha atrevido a hablarles.

Sí, estimados amigos, a estas alturas digo yo que podré llamarles amigos y tutearlos, que si has llegado a este punto y aún aguantas quiere decir que eres gente digna de amistad y ya si te declaras europeísta después de leer “ya semos europeos… ¡UE!” y el resto de artículos de “El Nuevo Federalista” negociaremos una invitación a cañas.

Efectivamente, la Unión Europea nació de una conspiración, una que se alarga en la historia y no tiene nada que ver con: El Opus, Los templarios, las grandes corporaciones, los masones, el Madrid, el Barca, Wall Street, Jordi Hurtado, Invasores alienígenas, invasores guiris-rojo tomate en Torremolinos o pirañas asesinas, etc., ni tampoco la ha escrito Dan Brown.

Resumiendo, el eje de esta conspiración fueron ¡¡¡Las croquetas!!! ¿Alguien lo dudaba a estas alturas? Y lo que es peor, todo comenzó allá por 1800, así que imagínense si es largo, pero de largo que es, me canso de pensarlo, y para no desmerecer el tópico… el resto de la historia se la contaré otro día…

La selección europea- I

¡Hola, Hola a todos!

 

Bienvenidos al Carrusel deportivo de la JEF/UEF. Es tiempo de juego, la temporada acaba de comenzar y hoy tenemos ante nosotros la presentación del equipo del siglo; «che! del millennnnnnio» …y mucho más.

 

futbolvictorthevampirekitty-wallpaper-estadios-de-futbol-q77hflnoPor que sí, estimados lectores, parecía imposible, pero el momento ha llegado, la Unión Europea presenta su selección europea (también conocida como Comisión). Un equipo seleccionado entre la flor y nata de nuestros jugadores comunitarios (políticos) con los que se ha formado la selección que habrá de batirse en las distintas competiciones y ligas en las que juega Europa, por su puesto, como todos llevamos un seleccionador en nuestro interior, tal vez nos habría gustado otra combinación, pero estos son los que hay.

 

En total 27 jugadores de los distintos Estados Miembros y un coach dispuestos a darlo todo en el campo por hacer un «jogo bonito» y, sobretodo,  eficaz. Que guste e ilusione a los ciudadanos europeos para hacerlos volver a los estadios (algunos las llaman urnas) y los reconcilie con su equipo-institución favorito.

De manera general podemos decir que se trata de un equipo equilibrado y dotado de experiencia pero con un toque de juventud, con una edad media de 53 años y donde la más joven tiene 41 otoños y el más veterano 64. Se trata de jugadores con amplia experiencia en otras categorías y ligas: 19 de ellos con experiencia en ligas nacionales (ministros o viceministros), 7 de ellos formaron parte del anterior equipo  y 9 vienen curtidos del torneo europarlamentario, dando un carácter netamente ofensivo (algunos dicen «político») al equipo para abordar sin dilación y con valentía los retos a los que se enfrenta.

No obstante, hay un punto donde el equipo ha quedado desequilibrado y es en la presencia de 19 hombres por 9 mujeres, pese a los esfuerzos del mister, Jean Claude Juncker quien reclamó más mujeres a los Estados Miembros.

Este equipo habrá de competir en los siguientes torneos y ligas:

  1.  Asuntos Internos (Dividida en dos partes -. Área de mejor Regulación, Derechos Fundamentales y Presupuesto de la UE)- en esta competición primará un equipo cohesionado capaz de dar lo mejor de sí mismo de cara a los 500 millones de hinchas europeos que esperan lo mejor y siempre con mayor economía de recursos.
  2.  Liga Mundial de la Energía – hoy en día cualquier club o selección que se precie está obligado a jugar esta liga, no sólo porque en ella se decide el campeón del cambio climático, sino porque su desarrollo influye en la economía del equipo y en otras competiciones como es la copa euro o el mundialito de clubes. 
  3.  Copa del Euro (y Diálogo Social, pues la economía va de la mano de las Políticas Sociales) ambas competiciones coordinarán el calendario y sus partidos, como puente estará la competitividad, la inversión, el trabajo y el crecimiento, sin olvidar el torneo de Mercado único Digital.
  4.  Mundialito de Clubs (también conocida como Política Exterior de la UE) destaca que esta competición habrá que jugarla en su mayor parte en el domicilio de los equipos rivales, pero sin descuidar aquellos partidos que se jueguen en casa.

 

 

En cada competición serán uno jugadores los llamados a tener el protagonismo, no obstante, como buena labor de equipo, al final serán los 27 jugadores y el mister quienes lo deberán conducir hasta la victoria.

A continuación (en este artículo y los que le seguirán) hablaremos en detalle de cada uno de los jugadores que componen nuestra Comisión ¡Perdón! Selección. Su historial, los resultados de sus pruebas físicas (algunos las llaman audiciones ante el Parlamento Europeo) y lo que podemos esperar que aporten al equipo.

 

escena 8El mister – Jean Claude Juncker – 

Ver aquí – para más señas.

 

 

 

Fran Timmerman (gregorious para los amigos)

timermams player

País de origen: Holanda

Posición:  Medio campo-organizador – vicepresidente de la comisión para la Mejora de la Legislación, Relaciones Interinstitucionales, Estado de Derecho y Carta de Derechos Fundamentales (más información aquí)

Equipo previo : Timmerman dispone de años de experiencia en las ligas europeas, en su momento fue el asistente del representante holandés en la selección europea, además de jugar a nivel nacional en el gobierno , como Ministro de Comunidades Europeas.

Objetivo en el equipo : su tarea, como buen medio campo-organizador, será la de coordinar a todos los demás jugadores sobre el terreno, encargado de distribuir juego según las indicaciones del mister  y en estrecha colaboración con la defensa central, Kristalina Georgieva, quien habrá de proveerlo de balones (presupuesto).

 

Kristalina Georgieva – país de origen: Bulgaria

Kristalina EU teamPosición :  defensa central – vicepresidenta de la comisión para Presupuesto y Recursos Humanos (más información aquí).

Equipo previo : veterana de la anterior selección donde jugaba en posiciones adelantadas como comisaria de cooperación internacional. Proveniente del Banco Mundial, donde era vicepresidenta, llegó al equipo en sustitución de Jeleva, en pleno mercado de invierno, quien tuvo que abandonar bajo acusaciones de corrupción. Efectivamente, no podía haber nadie con mejor nombre para el puesto.

Objetivos en el equipo: En su rol de encargada del Presupuesto y los RRH, deberá proveer de balones al medio campo y si es necesario a todo el equipo, lo que no es fácil, pues la UE dispone de pocos balones, su presupuesto es del 1% de PIB de todos los países y su gasto equivale al 2% de gasto público total en Europa.

Al mismo tiempo, se pondrá a prueba su inventiva para encontrar nuevas formas de suplir balones (nuevos sistemas de financiación propios de la UE) sin descuidar que ningún país escape su vigilancia y meta un gol por la escuadra, es decir, deje de pagar sus cuotas de financiación.

 

Continuará…

Autor/ i-responsable del artículo : Ya semos europeos ¡UE!

No unimos países, unimos personas, Erasmus- 2ª parte

(Continuación del artículo anterior..)

Pero aún tenemos que aclarar esa referencia a un fermento, a una unión de los hombres de la que hablaba Monnet, algo que también indicábamos no es una meta fácil. Vemos cómo en los últimos años varias han sido las iniciativas para crear una verdadera unidad europea, desde el euro, más allá de su vertiente económica, al malogrado proyecto de constitución europea , pero entre todas ellas una brilla hoy día con luz propia : Erasmus. Siete simples letras  que abren las puertas a la creación de la  verdadera Europa como una sola unidad.

En este momento, a alguno de los presentes le puede surgir la duda que mencionábamos al principio ¿Por qué el Erasmus entre todos los programa de intercambio de estudiantes? ¿Por qué no puede ser cualquier otro? Cierto ¿ Qué es lo que le convierte en algo tan especial al Erasmus?

 

keep-calm-and-enjoy-erasmus-8El Programa Erasmus es un caso singular, ha  ido creciendo, evolucionando y mutando hasta ser el programa de intercambio por excelencia. Para demostrar esto no quiero aburrirles con estadísticas, así que me referiré al día a día de nuestra vidas y les propongo hacer un experimento: si salimos fuera de la sala y  preguntamos a cualquier profesor o estudiante  por los programas de intercambio en el marco europeo, salvo que nos topemos con el coordinador de los mismos, con seguridad nos darán  un nombre por encima de todos. Erasmus. ¿Quién no ha utilizado la expresión “Esto es como el Erasmus pero se diferencia en…” para hablar de otros programa de intercambio? Miremos la prensa: hará 2 semanas que apareció un titular sobre un proyecto de creación  del “Erasmus para iberoamérica” y así otros muchos ejemplos. Está claro que dentro del Programa Erasmus hay una fuerza interna que lo impulsa, no puede ser una casualidad.

 

Otro aspecto importante es que la fuerza que impulsa al Erasmus no acaba de ser entendida por las mismas autoridades que los que la pusieron en marcha ya que no llegan a imaginar en su totalidad en qué consiste la experiencia de ser un estudiante en el extranjero bajo el signo Erasmus. Recientemente, con motivos de la celebración del 20 aniversario de Erasmus en el seno de la comisión, su  presidente (José Manuel Durao Barroso)  declaraba que «Erasmus se ha convertido en algo más que un programa educativo… ,se ha convertido en un fenómeno social y cultural. Es un ejemplo excelente de lo que la coordinación europea puede lograr en el ámbito de la educación,» pero ¿Sólo en el ámbito de la educación? Indudablemente el Presidente Barroso tienen razón aunque desde mi humilde punto de vista se queda corto, no llega a vislumbrar el alcance de esta  experiencia.

 

Desde que se creó el programa Erasmus, la Comisión ha realizado un gran trabajo para evaluar, analizar y cuantificar el Erasmus y sus beneficios… ante todo en su variante económica, y mientras tanto  sólo se dejaba margen a un detalle personal, pero tremendamente significativo  y era la pregunta de ¿Qué había supuesto el Erasmus para el estudiante? A lo cual más del 80% de los participantes, en cada edición del estudio, respondía exactamente lo mismo: “su Erasmus les había abierto la mente”

 

Interesante coincidencia que demuestra que aquellos que han vivido el Erasmus saben que hay experiencias, sentimientos, pensamientos que no pueden reflejarse sobre el papel, por muchas encuestas e informes que publique la comisión, por mucho esfuerzo que se ponga por parte de las miembros de las instituciones , o incluso nuestros padres y hermanos, solo un Erasmus sabe lo que siente un Erasmus y lo más importante, lo que ha vivido.

direccionesNo obstante, esto no ha de verse como algo negativo, como si solo los que hayan sido Erasmus pudieran pertenecer a un club exclusivo, peculiarmente exclusivo añadiría, ya que cuenta con más de 2 millones de socios y va camino de los 3. El Erasmus es una experiencia que transciende al estudiante y lo introduce en una nueva esfera, uno ya no es madrileño ,catalán o andaluz, no es francés, sueco o español, nos damos cuenta que somos EUROPEOS  y que lo que nos une es mucho más que aquello que nos separa. Una vez más, nos encontramos la clarividencia de Jean Monnet cuando nos dejó escrito “Haced Trabajar a los hombres juntos, mostrarles que mas allá de su divergencias o por encima de sus fronteras tienen un interés común.” A fin de cuentas  ¿No es ese el efecto del Erasmus?

Pero seguimos sin ver por qué es el Erasmus y no es otro programa el que consiguen este efecto. Y aquí voy a buscar otra vez ayuda en mi bagaje personal, dentro de esta experiencia vital en la  que se enmarca la labor de las jóvenes estudiantes europeos, quienes agrupados en una miríada de asociaciones de nombres o siglas más o menos pronunciables mantienen un ideal común, resumido en una palabra:  Europa.

Desde mi experiencia, puedo hablar en particular de una de ellas, la Erasmus Student Network o ESN, en la cual gozosamente he colaborado durante varios años, con la que realicé grandes proyectos y hoy con gente y ánimos renovados sigue al pie del cañón ayudando a los Erasmus día a día.

 

esn logoProbablemente su rasgo principal y más característico sea su origen, la  Erasmus Student Network nació en respuesta a una necesidad, la que indicaron un grupo de  los  3000 pioneros del programa ante la comisión, cuando al ser invitados para hablar de su experiencia, allá por 1989, estos coincidieron en indicar, dentro del buen resultado del programa, el mal trago que supuso llegar a la universidad de destino, la sensación inicial de desamparo antes de adaptarse a una cultura y un sistema de vida en algunos casos diametralmente opuestos  a los suyos. Esto era algo que iba más allá de las capacidades de la universidades de acogida. Así que aquel grupo consideró que la única opción era que los antiguos Erasmus ayudasen a los nuevos ayudando a otros Erasmus.

 

Desde entonces, ESN no ha dejado de crecer hasta alcanzar 33 países y casi 250 secciones por todo Europa, ayudando a los Erasmus que llegan a conocer e integrarse en la cultura de su país de acogida y, al mismo tiempo, ampliando su margen de acción hasta convertirse en uno de los movimientos europeos que más apoya la creación de un Espacio Europeo de Enseñanza y todo aquello que fomente la movilidad estudiantil .

 

Ahora bien, ¿Quién mejor que una organización de antiguos Erasmus para entender e intentar definir aquello que lo  hace único? En la búsqueda de este santo grial , hará ya 4 años en la reunión anual en Helsinki, fue cuando  se acuñó un palabra para describir el espíritu Erasmus, lo que se bautizó como el Pallomeri Spirit o simplemente Pallomeri.

 

Pero esta palabra no fue casual, fue tomada prestada del finlandés y su  significado real era “Piscina de bolas de plástico”. Muchos pensarán que no es más que una chiquillada o producto de un exceso de alguna bebida  alcohólica europea, tal vez, pero sin quererlo, la gente de ESN habían  encontrado lo que hace especial al Erasmus y es que en esta palabra  se encierra de un modo simple la razón de su grandeza..

logo_pallomeri Imaginemos que tenemos una pelotita de plástico, con ella podemos jugar un rato,  pero no tardaremos en cansarnos y obviamente con una pelotita nunca podremos  llegar a completar nuestro Pallomeri. Sin embargo, si tenemos una gran cantidad de pelotitas de colores tendremos nuestro Pallomeri y con él una experiencia inolvidable. Esa es la clave.  Cada  estudiante es como una pelotita, no importa dónde lo sitúes, en la UCM, en la Sorbona o en el Politécnico de Helsinki, sólo no es nada. Agrupemos ahora ese estudiante con otros en su misma condición y provenientes de toda Europa, jóvenes con miedos, ideas y deseos comunes (como muchos de los que estáis aquí)  es decir, de todos los colores, y metámoslos en un mismo recipiente llamado Programa Erasmus. Solo así tendremos nuestro Pallomeri, en definitiva, sólo así alcanzaremos  la magia del Erasmus.

La experiencia Erasmus no la hace grande ni su beca, ni su aprendizaje académico como tal, eso se puede conseguir en otros programas, lo que la convierte en algo inolvidable es la gente que la compone, esa es la gran verdad y mérito. Sois vosotros, los Erasmus quienes dais la grandeza a este genial invento, da igual que se llame Erasmus, Séneca, Leonardo, Sócrates, o David Beckam  etc….  Muchos de los aquí presentes pensáis que el Erasmus que llega ahora a su fin no habría sido igual en otro sitio, tenéis razón, pero también  habría sido una experiencia única con otras gentes y otras circunstancias. La realidad es que sois los estudiantes quienes  hacéis realidad el sueño Erasmus, el programa por si solo no vale nada, es un mero vehículo para que los europeos encuentren a otros europeos.

Una verdadera Europa unida  no se hará a golpe de medidas económicas, sino a golpe de sentimientos y experiencias comunes y, hasta el momento, el programa Erasmus ha sido y seguramente seguirá siendo ese vehículo. Hace 60 años, las primeras comunidades europeas se unieron por temor a la guerra, una guerra que sufrieron todos por igual. Tal vez haya llegado el momento de que la fuerza que una a Europa sea el amor hacia ella, un amor que nace y crece a partir de la experiencia Erasmus..

 

No quisiera acabar mi intervención sin recordar una vez más las palabras de Jean monnet cuando hablaba de “La gran revolución europea de nuestra época, la revolución que viene a reemplazar las rivalidades nacionales por una unión de pueblos en la libertad y la diversidad, la revolución que permitirá un nuevo renacimiento de nuestra civilización, esta revolución a comenzado con la Comunidad Europea del Carbón y del Acero”

Tenía razón, pero han pasado 6 décadas desde entonces  y la unión debe hacer frente a nuevos retos, siendo probablemente el más importante entre ellos:  la necesidad de reimpulsar el espíritu que la hizo posible, Europa necesita una nueva revolución.

Creo firmemente que esa nueva revolución se acerca, lenta pero inexorable y se llama  Erasmus. En 1950 bastaron un puñado de hombres con un mismo sentimiento, con un mismo ideal,  para sentar las bases de lo que hoy es la unión europea. Y yo me pregunto si un puñado hizo todo eso ¿Qué no podrán hacer 3 millones de personas con un mismo sentimiento? Sólo el tiempo lo dirá

 

¡Muchas gracias y Pallomeri a todos!

 

Íñigo Cruz Martínez – expresidente de ESN-UCM, miembro de ESN-Alumni, colaborador de JEF y UEF.

Juncker para principiantes/for dummies III entrega

Tercera y última entrega de nuestra guía de Juncker para principiantes, confiamos que os resulte tan entretenida e instructiva como las anteriores.

6.-Ya ya… y ¿Con la crisis? ¿Es de los malos o de los buenos? Fijo que éste es uno de los que va diciendo que nos tenemos que apretar el cinturón.

Pues en este caso deberíamos decir que su papel fue el de “poli bueno” dentro de esta historia. Ciertamente como presidente del Eurogrupo fue uno de los principales encargados de organizar los planes de rescate y de los fondos financieros para la estabilidad del Euro. Sobre todo a través de lo que se conoció como grupo de Frankfurt, grupo informal de responsables económicos y según los más suspicaces, el verdadero “gobierno en la sombra” de la UE.

En este grupo guardó cierta distancia de las posturas más ortodoxas o rígidas y se aproximó a los que pedían compaginar la austeridad y el estímulo del crecimiento alertando contra la brecha creciente entre el núcleo duro de la Europa del Norte y las economías intervenidas de la Europa del Sur.

Tal es así que lanzó en diciembre de 2010, junto con el ministro de finanzas italiano, Giulio Tremonti, una propuesta para crear una Agencia Europea de Deuda capaz de emitir títulos de deuda (los famosos EUROBONOS) en nombre de los 27 estados miembros y que podría tomarle el relevo a la FEEF, la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (el mecanismo que se habían inventado para rescatar a los estados miembros en problemas)  la cual dependía de las aportaciones (de la buena voluntad) de los gobiernos.

escena 8  Merkel y su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, con el apoyo de Sarkozy, rechazaron de plano los llamados eurobonos porque, a su entender, «colectivizar»  las deudas nacionales diluiría las responsabilidades de los países con problemas         financieros a la hora de aplicar las imprescindibles medidas de austeridad y ajuste.   Traducido: “verdes las han segado y te aprietes los machos….”.

Ante lo cual, el Sr. Juncker llegaría a llamar, textualmente, a la canciller alemana   «antieuropea» y «simplista» en su enfoque de las cosas. Traducido del lenguaje  bruselino a castellano de la calle, la llamó de todo menos bonita e incluyendo  referencias explícitas a la honorabilidad de sus antepasados.

 

7.- Muy bien europeísta parece y puede que tenga perfil para presidente pero ¿Quien le ha elegido?

 

Si votó en las elecciones: ¡USTED!  Por si no lo sabía, lo que es probable que así sea y no por culpa suya, en las últimas elecciones al Parlamento europeo, todos los grandes partidos europeos presentaron un candidato, y el Sr. Juncker se presentó como cabeza de lista del Partido Popular Europeo. No obstante, a lo mejor no votó a un partido adscrito al Partido Popular Europeo, entonces ¿Cómo es posible?  Pues participando en las elecciones que no es poco, salga el suyo u otro, la propia democracia se refuerza participando, y si no votó… le invitamos a que lea en esta publicación alguno de los artículos donde se le daban razones para hacerlo y su importancia (nota de los editores – anda que no fuimos pesaditos con eso…ejem…).

8.- Y ahora que es presidente de la comisión ¿Qué quiere hacer?

Se podría decir que ganas de trabajar no le faltan, nada más ser elegido, nuestro nuevo presidente en su discurso-programa para la presidencia  mostró su versatilidad para la metáfora, al mismo tiempo que entonaba un mea culpa, comparando las medidas tomadas por Europa durante la crisis “a las reparaciones de un avión en llamas mientras está volando”, traducido al román paladín, “la hos…no nos la dimos pero las hemos pasado p… y algunas cosas se podrían haber hecho mejor”.  Además, fue más allá y dejó bien claro que la clave de las acciones futuras de las instituciones europeas pasan por la necesidad de recuperar la confianza del ciudadano, enfocando las políticas comunitarias a los retos que Europa , sus sociedades y sus economías, tienen por delante .

Para ello se propone renovar la UE en base a una “Agenda para el trabajo, crecimiento , justicia y cambio democrático”  con un  gran objetivo para Europa dentro de la misma “ser más grande y más ambiciosa en las cosas grandes y más pequeña y modesta  en las cosas pequeñas”.  Esto mismo lo ha traducido en puntos concretos, entre los que podemos señalar:  la creación de empleo, crecimiento e inversión y, para conseguirlo, ha planteado una iniciativa para reunir 300.000 millones de € en inversiones públicas y privadas en los próximos 3 años.

Esta  inversión se centraría  en  las infraestructuras (redes de telecomunicaciones, energía, transporte y centros industriales), educación ,investigación y desarrollo. Energías renovables y eficiencia energética.

escena 7  jean-claude-juncker-540x304

Otros objetivos serán el reforzar el papel internacional de la UE (a veces nos toman un     poco a la ligera), más y mejor mercado interno reforzando al mismo tiempo el tejido           industrial,  un acuerdo de libre comercio con los EEUU (que quita el sueño a muchos)         justo y equilibrado, así la gente podrá dormir a pierna suelta.

Más y mejor unión económica y monetaria, no que seamos más ricos, lo cual no está mal ni es excluyente, sino  tener el aspecto social que esto implica muy presente y de paso cumplir con el deseo, secreto o no, de muchos de cargarse la troika y sustituirla por un sistema más democrático y legítimo.

Tomarnos un kit-kat con la ampliación, es decir, en los próximos 5 año no entraría ningún nuevo estado…(sitúen este punto en cierto debate de cierta autonomía española y tendrán la tertulia del verano servida)

Una Unión  con fuerte giro democrático, es decir, más diálogo entre las instituciones  europeas, ya se sabe, hablando se entiende la gente,  evitando que cada una vaya a su aire. Al mismo tiempo es necesario dotar los procesos de mayor transparencia, por ejemplo en temas como los lobbies, tan controvertidos como desconocidos a día de hoy.

Introducir algo de sentido común  en las políticas migratorias europeas, que aún hoy carecen muchas veces de sentido o de ser , verdaderamente, comunes.

9 – Vaya,  tarea por delante tiene ¿Podrá conseguirlo?

Para responder esta cuestión tendremos que apelar a  nuestro europeísmo, pues la bola de cristal  o leer los posos del café han demostrado ser menos efectivas. El reto desde luego es grande y requiere un compromiso y voluntad fuertes para llevarlo a cabo, de esto Juncker ya ha hecho gala, además de mostrar cierta inclinación federalizante-europeísta que tanto nos gusta  y si es por mitomanía, el pelo blanco y las gafas recuerdan a otro presidente de la comisión que la lió parda , para bien, un tal Jacques Delors.

logo_newdeal4EuropeNo obstante , desde UEF-JEF no pensamos perderlo de vista y si es por ideas, le proponemos que se inspire, o si quiere copie y adopte, la iniciativa popular europea NEW DEAL FOR EUROPE que llevamos defendiendo desde hace meses, donde seguro encontrará medidas concretas para ir aplicando, sobre todo en lo social, la asignatura que quedó pendiente por parte de la UE tras el último mandato…

 

Así que la respuesta es sí, se puede, pero el camino será de todo menos fácil y a todos nosotros, ciudadanos de a pie, nos toca seguirlo de cerca. Si nuestro nuevo y flamante presidente de la Comisión se nos despista, deberemos exigirle que cumpla con su palabra y siga siendo fiel a su trayectoria europeísta.

escena 12 o 13 pulgares en alto.jpg

 

Bueno, llegamos al final, si le ha gustado este artículo y quiere aprender más sobre cualquier tema en concreto de la UE, de manera alegre y divertida, puede enviar sus preguntas a yasemoseuropeos@gmail.com o seguirnos en twitter @yasemoseuropeos, prometemos responder  (antes o después).

Por último, un par de referencias por si alguien quiere saber más sobre el Sr.Juncker :

CIDOB – biografía extensa y muy completa

Web oficial de la Comisión europea

JUNCKER para principiantes/for dummies – II entrega

Seguimos con nuestra guía sobre Juncker y como prometimos ¡con exclusiva incluida! No obstante, empezamos con una disculpa pues a continuación usaremos jerga comunitaria, ante cualquier duda, remitirse al enlace que indicamos al final o emitir la pregunta en los comentarios , ver abajo, estaremos encantados de responderla 🙂

5.- Y en Europa ¿qué ha hecho ?

Decíamos antes que nuestro protagonista nos había salido trabajador, pues en temas europeos se podría decir que es más bien hiperactivo y despliega siempre un profundo europeísmo. A destacar igualmente que con su doble papel de Primer ministro y ministro de finanzas, se convirtió en un experto de todos los “saraos“ de Bruselas  (conocidos como  Consejo europeo y reuniones del Consejo de ministros de economía) ya que en los 25 añitos de ministro y Primer ministro hubo: 4 tratados fundamentales, 1 constitución (fallida), varias crisis económicas, una burbuja tecnológica y una megacrisis económica, varias crisis mundiales e infinitud europeas, 16 nuevos estados dentro de la UE, una moneda única,  …etc… y en todo ello tuvo algo que ver, así que vamos por partes:

 

En economía

juncker-y-shultz  Pues aquí se lo curró y mucho en una cosa llamada ECOFIN (véase, la reunión de los     ministros de economía de la UE) Fue uno de los diseñadores de la Unión Económica     y Monetaria (UEM para los amigos y a través de la cual se parió el EURO) y el Pacto       de Estabilidad y Crecimiento. Durante ocho años fue presidente del Eurogrupo, la         reunión de ministros de Finanzas del euro. En diciembre de 1996, entre pintas de           guinness y durante el Consejo Europeo de Dublín, jugó un rol mediador decisivo para   la puesta en los años siguientes del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), que           había sido concebido por el ministro de Finanzas de Alemania, Theo Waigel y venía a ser los deberes económicos que tenía que hacer cada país para entrar en el Euro y/o seguir en él; unos deberes que serían corregidos por la Comisión y el resto de los compañeros, es decir, del Consejo (vale, en los últimos años parece que los deberes se los comió el perro).

Con estos antecedentes resultó lógico que fuera elegido sucesivamente durante 8 años presidente del Eurogrupo, hasta el punto de ganarse el apodo de “Mr Euro”.

 

5 (bis) Inciso- incluimos una exclusiva europeísta donde se (des-)dramatiza la reunión  en la cual Juncker fue elegido presidente del Eurogrupo :

 

  • Presidente de turno del ecofin : Chavales o Señores ministros de economía, toca elegir quien coordina esto del invento de la monedita, lo del ECU…perdón Euro.

  • Ministro alemán : No os preocupéis, ya me encargo yo

  • El resto: ¿eh? Ni de broma, que ya te tenemos que aguantar bastante, como para que encima mandes más.

  • Ministro francés: Olalà, nada de peleas, yo estoy aquí para encargarme

  • El resto: ¿eh? Si claro y luego te pones de huelga en cuanto te tocan “la grandeur”.

  • Ministro Belga: pues yo, o nosotros, que para algo somos mitad franceses y mitad alemanes.

  • Resto: si claro y os pasáis la mitad de los mandatos sin elegir gobierno y a saber cuanto duras en el puesto, así que tampoco.

  • Presidente: Juan….(sr.Juncker) deja de mirar al techo…

  • Juncker:  ¿yo?  (silbando para disimular)

  • Presidente:   bueno, tu estás en medio, hablas alemán, francés y encima te has currado esto del euro.

  • Juncker: sí pero…

  • Resto: nada de peros… haberte quedado quietecito cuando aún había francos, marcos y pesetas… te toca, además, tú tranquilo, que es por 2 años, se pasa rápido.

  • Juncker: “poz vale” si lo decís.

2 años más tarde :

  • Todos: Juan

  • Juncker: ¿si?

  • Todos: esto… han pasado 2 años ¿no te apeteces repetir? Que se te ha dado muy bien…

  • Juncker: ¿estáis seguros?

  • Todos : ¡SIIIII!

  • Juncker: pues nada, otros 2

2 años más tarde:

  • Uno:  Pues, pelín aburrido esto de elegir por 2 años al presidente del eurogrupo, ¿no? Y si lo pasamos a 4  o más…

  • Todos: Gran idea

  • Uno: ¿candidatos?

  • Todos: ‘¡Juaaaaannn! Venga majo, a partir de ahora te apodamos “Mr. Euro” y te quedas en el puesto lo que gustes, ¿vale?

  • Juncker: Que sí que vale, pesados.

  • Todos: (cantando) es un muchacho excelente, es un muchacho excelente

Y finalmente en enero de 2013  cedió el puesto a Jeroen Dijsselbloem, ministro de finanzas de Holanda  (se rumorea que ese día, en Bruselas, se escuchaba el sonido de las guitarras rasgar el húmedo aire del distrito europeo y un cante que decía: “algo se muere en el alma, cuando un amigo se va…”).

En política en general :

Como miembro del Consejo de Ministros de Finanzas, el Ecofín, nuestro protagonista se destacó en el intenso trabajo político que alumbró el Tratado de la Unión Europea (TUE), aprobado por el Consejo Europeo en Maastricht en diciembre de 1991, firmado en febrero de 1992 y en vigor desde el 1 de noviembre de 1993, ya se sabe, las cosas de palacio van despacio.

Un poco más tarde, y siguiendo con su actividad, contribuyó al Tratado de Amsterdam (que siguió al de Maastrich antes citado) y por la misma época presentó el llamado Proceso de Luxemburgo (por si quedaban dudas de quien era la idea), una iniciativa para complementar las políticas comunes ya vigentes y la UEM en curso con una integración social centrada en la creación de empleo y podríamos seguir…pero no vamos aburrirles más.

Continuará….. (y próximo día hablaremos de cuales son los planes de Juncker, no, no son para conquistar el mundo, sino para que la UE salga del atolladero).

P.D El enlace prometido

http://europa.eu/legislation_summaries/glossary/index_es.htm)

JUNCKER para principiantes/for dummies – I entrega

Estimado lector,

escena 14- cierre

Somos conscientes que en las fechas que nos encontramos usted se plantea muchas cosas, por  ejemplo:  a qué piscina ir, qué tapa tomar, si tinto de verano o cerveza y, en última posición, su  curiosidad por conocer al nuevo electo presidente de la Comisión. Por eso visita esta página y por  eso mismo, para ponerselo fácil, desde JEF-UEF y su publicación, el Nuevo Federalista-sección «Ya semos europeos..¡UE!», hemos  decidido ofrecerle nuestra guía de “Juncker para principiantes”, con cuya lectura confiamos salga  refrescado, informado y en forma para afrontar victorioso cualquier tertulia de verano con los  amigos. Bueno, vamos al relleno de la aceituna, ejem..al tema, así que nos van a permitir ponernos en su lugar y plantearnos las mismas dudas que a usted le asaltan y a las que daremos    respuesta :

1.-Bueno este señor ¿quién es? ¿de dónde viene?

 JEAN-CLAUDE JUNCKER, “juan“ o “juanito“ para los íntimos, nació en 1954, en el Gran Ducado de Luxemburgo; el segundo estado miembro más pequeño del UE (ejem…sobran comentarios) donde vivió y se crió felizmente. Como buen europeísta, su vida también quedó marcada por la guerra, en este caso a través de su padre, quien fue reclutado forzosamente para luchar en el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

 2.-Sí, pero ¿ tiene estudios?

A su manera tuvo su Erasmus: durante su juventud estudió en 3 países, ya que cursó la educación primaria en Belvaux (Luxemburgo), la secundaria en la población belga de Clairefontaine, para completar el bachillerato en la Ciudad de Luxemburgo. Finalmente, en 1975 se matriculó en la Facultad de Derecho (en Europa una de las carreras más difíciles) de la Universidad francesa de Estrasburgo, licenciándose en 1979, es decir, a curso por año, demostrando que el chaval estudiaba y de paso nos habla 5 idiomas.

 3.- Vale, tonto no parece que sea pero ¿qué ha hecho desde el 79?

Efectivamente la fecha es lejana y ya desde entonces al Sr. Juncker (que no tenemos tanta confianza) le gustó lo de la política, en lugar de ponerse a ejercer en un bufete puso sus conocimientos jurídicos al servicio del Partido Popular Social Cristiano (CSV/PSC), y a la tierna edad de 28, allá por el 82, fue nombrado secretario de Estado de Trabajo y de la Seguridad Social. El chaval apuntaba maneras de político trabajador, tal es así que 2 años después le nombraron ministro de trabajo y en 1989 le sumó la cartera de Finanzas (algo que más adelante será clave, como veremos) con la que seguiría hasta 2009 (se ve que le gustó la cartera)  y desde enero de 1995 y hasta diciembre 2013, casi 19 años, fue Primer ministro del Gran Ducado de Luxemburgo. En este período ganó tres elecciones generales consecutivas y encabezó cuatro gabinetes de coalición (con liberales o con socialistas, según saliese) así que algo bueno tenía que ser.

Resumidamente, su gestión fue liberal conservadora en lo económico y más progresista en la protección social  (¡toma frase de tertulia!) y su mandato coincidió con varios años de envidiable prosperidad económica (Luxemburgo tenía la mayor renta per cápita de la UE)  previamente a la llegada de la Gran Recesión que en Luxemburgo fue menos intensa que en otros países de la eurozona (sigue teniendo la mayor renta).

 

4.- Bueno, algo mal habrá hecho ¿no? ¿O es un santo?

Efectivamente también nuestro protagonista se vio salpicado por los escándalos, en particular, el que acabó con su posición de Primer ministro, cuando salió a la luz pública el escándalo de las escuchas a las primeras autoridades del país por parte del servicio secreto luxemburgués (sí, es así, nos sorprendió tanto como a usted  ¡Luxemburgo tiene servicio secreto!). Un servicio, en teoría, bajo el control del propio Juncker,  pero como se comprobó, andaban un poco descontrolados, hasta el punto que el propio Juncker  acabó espiado. A pesar de esto, volvió a presentarse a las elecciones y fue el más votado pero no consiguió asociarse ni con los socialistas ni con los liberales, quienes se entendieron por su cuenta.

En otro ámbito, también resultó algo controvertida su defensa del secreto bancario y las ventajas fiscales y económicas del Gran Ducado, al punto de estar considerado un paraíso fiscal, pues a fin de cuentas, es de lo que vive el país (un cuarto de su economía es esto).

(CONTINUARÁ…¡y prometemos una exclusiva!)