Europeaconvencida – 1. ¿Sabes cómo nace el proyecto europeo en el que estamos inmersos?

Escrito por: Aroa Fandiño Serrano

Artículo original en: Europeaconvencida

Logotype ec

El continente europeo siempre ha estado expuesto a las luchas internas entre las naciones. Enfrentamientos de todo tipo. Los ejemplos más claros, evidentes y a los que siempre se recurre al hablar de Europa son las dos Guerras Mundiales. Estos dos conflictos internacionales se generan y se desarrollan en territorio europeo en su mayor parte.

Europa no se costruyo

Y ¿por qué surgen? Por el ansia de controlar al otro, por la idea de dominación política y económica. Conflicto entre naciones que quisieron construir imperios, naciones que se resistieron y naciones que perecieron.

Esta pretensión de dominación no es nueva en la historia, ni mucho menos, pero la Europa del final de la II Guerra Mundial (1945) no podía permitirse repetir la historia una vez más y, yo añadiría, que el resto del mundo, tampoco podía permitirse semejante esperpento. La Europa de los avances, la Europa de la supremacía política, la Europa como autoridad moral yacía derrotada ante los escombros.

Por ello, el futuro debía ser otro. Las relaciones entre los Estados debían ser otras…
Así, en 1950 se produce uno de los actos más relevantes que dictarán el devenir europeo: los representantes de 6 países salientes del conflicto bélico, Francia, Bélgica, Luxemburgo, los Países Bajos, Italia y Alemania Occidental, firman un acuerdo. El acuerdo en cuestión es el célebre Tratado de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, la CECA.

En este Tratado ya no se habla, por tanto, de vencedores ni de vencidos, como en el caso del Tratado de Versalles tras la I Guerra Mundial (en el que los aliados impusieron grandes compensaciones a Alemania y que desembocó en la II Guerra Mundial), sino que se habla de convivencia.

En el mismo Tratado podemos leer “RESUELTOS a sustituir las rivalidades seculares por una fusión de sus intereses esenciales, a poner, mediante la creación de una comunidad económica, los primeros cimientos de una comunidad más amolla y profunda entre pueblos tanto tiempo enfrentados por divisiones sangrientas, y a sentar las bases de instituciones capaces de orientar hacia un destino en adelante compartido”.

Desde este momento comienza esta aventura europea. En este proceso habrá momentos de grandes avances y momentos de retroceso, pero la idea de la Europa en paz siempre estará vigente en el fondo de las decisiones que se tomen a partir de este momento.

Y tú ¿qué opinas?

paz

MEU Madrid 2015 – Cuando la política y las instituciones se acercan a los jóvenes

Escrito por: Miguel García Barea y Aroa Fandiño Serrano

Las aulas universitarias han sido siempre un punto de encuentro para el debate y el intercambio de ideas. Así sucedió  los días 10, 11, 12 y 13 de Marzo en el campus de la universidad Carlos III de Madrid. Los protagonistas fueron unos 150 alumnos procedentes de las asociaciones AECPOL (Asociación de Estudiantes de Ciencia Política) y JEF-España (Jóvenes Europeístas Federalistas), todos participantes en el Model of European Union (MEU), una simulación que reproduce el funcionamiento de las instituciones europeas.  La primera edición se celebró en 2007 en Estrasburgo, y desde entonces se ha ido repitiendo en numerosas ciudades europeas cada año.

opening

De entre todos los participantes, hubo quienes aprovecharon la ocasión para debutar en este tipo de eventos, como Laia Castellana (23 años, JEF-Catalunya): me animé a participar en MEU Madrid con la posibilidad de conocer a través de una forma más dinámica el funcionamiento de la Unión Europea – admite con la satisfacción de quien ve cumplidas sus expectativas.  También llegaron a Madrid otros miembros de JEF más veteranos y con cierta experiencia en este tipo de actividades.  Alistair Spearing (27, JEF-Catalunya) aprovechó la ocasión para reengancharse a la dinámica europeísta y federalista: hacía demasiado tiempo que no iba a un gran evento de JEF y ya tocaba – nos confiesa – El evento superó mis expectativas, principalmente porque aunque en otros eventos de JEF el grupo estaba bien cohesionado, en el MEU 2015 hubo muchísima química entre todos los participantes. Un buen rollo que se palpaba en el ambiente, responsable en gran medida de que el evento transcurriera con éxito.

 

MEU MADRID 2015  permitió a sus participantes desempeñar los roles de  eurodiputado, miembro del consejo, periodista o lobista. Cada uno tuvo que adecuarse al papel que le había tocado y prepararse de manera autodidacta para ello. Nacho Esteban (20, JEF-Madrid) por ejemplo, ejerció su rol al otro lado del hemiciclo:  en el MEU 2015 fui Chair of the Council of Ministers. La verdad es que al principio estaba algo inquieto porque es un papel muy importante, pero me estudié bien las reglas y procedimientos, las fórmulas de dirigirse formalmente, etc. Además estuve asistido por mi co-Chair en todo momento. Creo que lo hice bastante bien o al menos los ministros salieron  muy contentos de la simulación – revela una vez terminada la simulación.

 

En esta edición del MEU el leitmotiv  versó sobre una propuesta de directiva para controlar los paraísos fiscales e implantar una tasa a las transacciones internacionales inspirada en la Tasa Tobin. A los eurodiputados les tocó defender la posición de su grupo parlamentario (PPE, ALD, S&D, Los Verdes, GUE/NCL, ECR…) adoptando una posición más o menos liberal, europeísta o euroescéptica, progresista o conservadora, en función del grupo al que estuvieran representando, aparcando por un momento las convicciones y opiniones personales.

Me tocó hacer de eurodiputado de GUE/NGL. He de reconocer que, para prepararme, resucité un personajillo comunista que me inventé hace unos años para trolear en un foro de política. La verdad es que me puse en la piel del personaje y creo que fue una actuación bastante convincente.  Bueno, yo no sé si lo hice bien, pero a los organizadores se les fue la pinza y me eligieron mejor delegado – nos dice Alistair, uno de los mejores parlamentarios de la sesión, miembro del grupo más activo (el de la Izquierda Europea y Nórdica)  junto al de los euroescépticos.

 

El modelo de la Unión Europea es una actividad genial donde uno aprende cómo funcionan las instituciones Europeas de forma práctica introduciéndose en ellas, por lo que académica y profesionalmente es muy  enriquecedora.  Además, a nivel personal creo que es una experiencia muy buena para conocer gente de otros países incluyendo otros miembros de JEF – nos confirma Nacho. Opinión que parece coincidir con la de la mayoría de los participantes, quienes, tras tres días de debate, han conocido de primera mano el funcionamiento del parlamento europeo, una gran experiencia para incluir en el CV, pero enriquecedora sobre todo en el plano personal.  Así lo cree también Pablo Biscari (22) co-chair del Council of European Union:   a nivel personal, te ofrece la oportunidad de intercambiar opiniones y experiencias con gente de toda Europa y de fuera de ella. Y a nivel profesional, el ejercer un rol de mediador en el Consejo en cierto sentido ayuda a desarrollar cualidades de mediación extrapolables a otros ámbitos – admite uno de los miembros organizadores más activos.

MEU Madrid ha permitido a sus participantes y organizadores conocer el funcionamiento de las instituciones europeas de una manera distinta, mucho más dinámica y activa que a través de su estudio en los libros de texto. ¿Veremos a algunos de sus participantes en el hemiciclo de Bruselas próximamente? No podemos saberlo, aunque ya hay quienes han reflexionado al respecto. Quizá después de esta simulación me gustaría trabajar para un grupo parlamentario pero no tengo claro que quisiera trabajar como eurodiputada – opina Laia. En realidad nunca me había visto como político pero es verdad que después del Modelo uno se replantea hasta dónde puede llegar y quizás algún día trabaje en las instituciones europeas – afirma Nacho.

No obstante, los participantes son también críticos con la organización. Aspectos de logística tales como la distancia al hotel, los horarios de las sesiones o la coordinación entre organizadores han quedado señalados como pendientes de mejora para las próximas ediciones, si es que vinieran. Una opción desde luego deseable, dadas la satisfacción generalizada y las ganas de repetir de casi todos  los participantes. Definitivamente, sí que volvería a participar – revela sin tapujos Pablo – como miembro de la organización, hay varias cosas que mejoraría y que ya están en conocimiento del resto del equipo, principalmente temas de coordinación, ya que desde dentro pueden verse posibles mejoras que quizás al público no les resulta visibles. También propondría añadir el Senado Imperial el año próximo, por si Consejo y Parlamento llegan a un bloqueo poder desbloquear el procedimiento sin mayores problemas.

El Model of European Union de Madrid dio paso al Federalist Weekend, también celebrado en la capital. Ambos eventos tuvieron lugar con motivo del 30º aniversario de la asociación Jóvenes Europeos y Federalistas (JEF) en España. Treinta años de actividades que han permitido acercar Europa,  el funcionamiento de la UE y las ideas federalistas a la ciudadanía de una manera diferente, mucho más dinámica y accesible de lo que estamos acostumbrados. Y visto el éxito del evento, seguro que les queda cuerda para, al menos, otros treinta años europeístas y federalistas.

Vas a votar el 25 de mayo y lo sabes

Por Aroa Fandiño Serrano

Querida/o votante:

Como sabes este 25 de mayo son las elecciones al Parlamento Europeo y sabes que son unas elecciones europeas diferentes. Sabes que para seguir avanzando en la democratización de la Union vamos a elegir al que será la/el Presidente/a de la Comisión Europea.

Sabes que este proyecto de construcción europeo está a medio camino. Recuerdas la razón por la que la Unión Europea existe: tras dos guerras mundiales que asolaron este continente nos pusimos a construir un nuevo presente de negociación y colaboración para construir un futuro de paz y progreso.  Éramos el centro de este planeta y no sólo de la paz de nuestra convivencia dependía nuestro propio provenir, sino también la paz para el resto del mundo. Ese mundo nos miraba expectante y asombrado de nuestro esfuerzo y logros. Ese mundo miraba como referente a Europa y los/as europeos/as.

Sabes perfectamente que este proyecto en el que estamos inmersos ha vivido momentos de éxtasis y momentos sinsabor… y sabes perfectamente, que nos encontramos en un momento crítico.

El mundo ya no es lo que era, fenómenos como la globalización, lo han cambiado completamente. Nuestra certeza de ser el centro del mundo se ha convertido en una enfermedad. Europa sufre de etnocentrismo. Un mal diagnostico tiene como consecuencia una mala respuesta. Sabes que Europa no ha diagnosticado bien su problema y ahora estamos viendo las consecuencias. Sabes que Europa tiene que adaptarse a este nuevo escenario y, por eso, sabes de la importancia de estas elecciones.

En estas elecciones se elige una dirección política para los próximos cinco años. Conoces de la desigual relación entre la economía y la política. Recuerdas, como en estos años, la economía ha ganado a la política. Pero también sabes, que debemos rectificar esta realidad. La buena política tiene que volver a ser el centro donde se toman las decisiones, la política es en esencia la forma en la que nos relacionamos las personas en democracia y, por tanto, por dignidad sabes que vas a ir a votar.

Sabes que la democracia la construimos día a día y votando en las elecciones. Para construir esa democracia fuerte en Europa, esa llamada de atención no sólo a la economía sino también a aquellos que pretenden seguir construyendo este proyecto, la Union, basado en  burocracia y no en participación, hay que opinar, hay que aportar, hay que decidir, hay que votar.

Eres consciente de que nuestros problemas no se resuelven solo con acudir a votar, eso también lo sabes. La votación no es magia. Pero si sabes, por nuestra reciente historia, que no votar significa que otras/os construyan nuestro futuro por ti, otras/os que no opinan como tú, otras/os que no quieren el mismo futuro que tú. No votar es igual a no democracia. Y sabemos perfectamente lo que eso significa en este país.

Sabes que la democracia es imperfecta, como la vida. Pero es la forma más perfecta que hemos encontrado los seres humanos para convivir, la más justa, porque el voto del rico vale igual que la del pobre, el voto del hombre vale igual que el de la mujer, ni más ni menos. Con todas las imperfecciones que existen en nuestros sistemas electorales, que sabes que debemos mejorar, sabes que vas a ir a votar porque quieres construir tu futuro, nuestro futuro. Sin Europa no hay futuro y lo sabes.

Sabes que nuestro futuro, el de los jóvenes y el de los no tan jóvenes, está en este continente, está en la construcción de un continente unido que haga frente a los desafíos de este nuevo tiempo. Sabes que la Unión se inventó para crear los Estados Unidos de Europa. Y sabes que en estas elecciones elegimos como se seguirá construyendo este proyecto.

Por eso, sabes que el domingo 25 de mayo vas a votar por Europa.