Movilidad europea: entre libre circulación y obstáculos

 

 

por Denis Davydov

Hace tres años conocí el programa  ERASMUS, al que veo como una buena oportunidad para los estudiantes extranjeros a obtener una experiencia distinta en su vida universitaria. Conozco personalmente a gente que se considera a sí misma como la generación ERASMUS. Multitud de las personas de distintos países y de culturas, lenguas y modos de vivir. Todos los que han participado o han tenido la oportunidad  de estar entre esa gente saben de qué estoy hablando. A mi también como el estudiante me gustaría probar y ser parte de la generación ERASMUS.

Ese programa responde a una de las bases de la Unión Europea sobre la libre circulación de las personas dentro de su territorio. La zona de SCHENGEN dio lugar a un masivo movimiento de personas ,tanto ciudadanos europeos como de los extranjeros. Evidentemente, no se discute esta gran ventaja para la construcción de la Unión Europea hacia una  Europa más federal.

Solicitar un  ERASMUS es muy sencillo y no requiere un procedimiento complejo para los estudiantes, lo que hace también atractivo ese programa. Todo es muy simplesalvo cuando una estudiante extracomunitario (como yo) quiere impartir sus estudios en otro país europeo, por ejemplo, Alemania. El primer obstáculo que aparece es sacarse el visado alemán en la embajada del país. El segundo problema se halla en los papeles para el visado que parece que fuese mejor estudiar aquí en Madrid y luego ir de vacaciones a Alemania, gracias a Dios mi tarjeta de estudiante extranjero (NIE) me permite viajar libremente como si fuera un visado válido. Otra desventaja que puede surgir es a la hora de pedir el visado, la tarjeta del estudiante extranjero debe estar válida y no caducada – es la clave de todo el papeleo burocrático del que depende si vas o no a Alemania. Esa gran historia acabo de describir es real de una amiga rusa que al año que viene va de erasmus a Alemania y su viaje aún está en suspenso. En este artículo introductorio no voy a entrar en las cuestiones jurídicas que son bastante complejas y requieren un estudio profundo. Me gustaría hacer un estudio en los siguientes artículos para dar un impulso a los trabajos donde no damos solo opinión sino demostramos como partidarios de la Europa Federalista los obstáculos actuales y presentes para llegar a la idea federal pero al mismo tiempo proponer una solución o abrir un debate desde el cual la gente puede interesarse del tema.

Se trata de que la base de esta libre circulación tiene aún obstáculos. Es obvio que para los ciudadanos europeos no hay ningún freno (salvo económico) para poder desplazarse a otro lugar de Europa, se trata de los extranjeros que residen legalmente en la Unión Europea. Por un lado, teniendo un documento de residencia que acredita tu identidad es la clave para circular sobre toda la zona de SCHENGEN, además de otro visado que te acredite como estudiante. No quiero meterme en la cuestión jurídica, lo voy a hacer en los siguientes artículos, quiero empezar con la idea de esta situación, comenzar a deducir desde lo general y común.

En mi opinión,  esta situación parece una brecha grande no sólo en la legislación europea sino de una manera la violación del derecho a libre circulación. Pensamos en lo siguiente: yo puede viajar por Europa libremente si mi actividad no se extiende más allá del turismo, cuando prefiero empezar a desarrollarse como un futuro ciudadano europeo y formar parte de esta gran sociedad me encuentro ante los obstáculos que hacen imposible mi crecimiento intelectual y profesional. Es una simple injusticia y desigualdad. Puedo comprender claramente que el régimen de extranjero siempre es una posición restrictiva de algunos derechos debido a la carencia de la ciudadanía. Sin embargo, lo veo muy extraño e ilógico cuando se permite realizar una actividad pero al mismo tiempo hay frenos para la otra aunque su fundamento es idéntico y gozan de una base común.
Mi opinión no es una típica queja de una persona que está descontenta de algo que perjudica su vida, todo lo contrario, mi opinión es una reclamación desde abajo hacia arriba como una persona que quiere no sólo mejores condiciones sino como un federalista que pretende crear un espacio más cómodo alrededor suyo y sobre todo para la gente en general.
Espero que al estudiar este problema  en adelante descubra que éste problema se trate de una mera laguna legal en la legislación comunitaria y no de algo que fue impuesto a propósito como medida restrictiva.
¡Un saludo a tod@s!