Manifiesto del Día de Europa 2015 #EU9M

“Europa no se hará de una vez ni en una obra de conjunto: se hará gracias a realizaciones concretas, que creen en primer lugar una solidaridad de hecho.”

(Declaración de Robert Schuman, 9 de mayo de 1950)

Hoy en día, los europeos somos conscientes de que los lazos de interdependencia que nos unen no se pueden deshacer; esta crisis nos ha enseñado que aquello que un día decidimos que sería la Unión no puede romperse. No se puede pensar que un bache en el camino (hacia la Unión) tiene que hacer retroceder lo que hace hoy 65 años decidimos construir. Los europeos somos fuertes y eso lo hemos demostrado de cara al exterior: nada puede hacer que se rompa Europa, que se rompa lo que decidimos hacer pues el camino está aquí mismo y somos lo suficientemente fuertes para hacer frente juntos, como europeos que somos, a toda aquella amenaza que se nos presente y que pretenda separarnos.

A los 65 años del día de Europa, aquel momento en que las diferencias se dejaron a un lado por un proyecto común a todos, tenemos que tener en cuenta los valores que hicieron de ese día el inicio de algo grande, donde los líderes vieron que la solidaridad entre europeos es fundamental para lograr la paz y prosperidad conjunta. Todos los ciudadanos europeos nos encontramos ante una de las peores crisis económicas a las que Europa en su conjunto ha tenido que hacer frente. Esto indudablemente nos dejará secuelas a todos por igual, no importa quien seas, no importa qué hagas o si piensas que no tiene sentido: quedará en nosotros y no se olvidará. Nos referimos al valor de la solidaridad como método para que nuestro sueño de una Europa Federal se haga cada vez más real. En estos tiempos de crisis nos encontramos con lo peor de nosotros mismos, que nos impide avanzar y no nos deja prospera;, nosotros decimos no a esta situación. No nos podemos dejar llevar por la amargura de lo que nos está pasando, nuestra razón de ser europeos nos hace avanzar hacia una unión con más solidaridad; nunca debemos perder la esperanza. Nosotros no hablamos de cada país individual, sino que hablamos de una Europa unida, sin divisiones ni fronteras y con cooperación para que el proyecto que iniciamos juntos podamos terminarlo haciendo de Europa un lugar único en el mundo.

Haciendo frente a la peor crisis, los europeos, los gobiernos, las instituciones y toda Europa nos damos cuenta de que ya no hay fronteras entre nosotros, hay una interconexión que nos atañe a todos por ser europeos y por vivir en Europa. Esto nos lleva a la conclusión de que nuestro proyecto federal se está convirtiendo en una realidad tangible en la que toda Europa está unida, y de que ya no hay marcha atrás, estamos abocados a la unión y todos nosotros nos movemos, como europeos que somos, en torno a la unidad de una Europa Federal. Los pasos que se han dado para hacerla real se han hecho poco a poco pero siempre hacia la unión, siempre hacia un mismo objetivo, siempre por Europa y sus habitantes. La voluntad de una Europa unida no se ha perdido, aunque pasemos por un periodo de crisis. Debemos avanzar hacia adelante y no retroceder, las políticas que se han llevado a cabo a sido hacia la unión y nunca en otro sentido que no sea en pos de Europa.

6_n

El día 9 de mayo, aunque para algunos no sea más que un día cualquiera, ningún europeo se quedará atrás, todos celebraremos lo que anteriormente iniciamos y lo que estamos haciendo por Europa. Nos damos cuenta de que el proyecto federal sigue adelante, los europeos vamos hacia adelante, estamos más unidos, somos más resistentes y sabemos que solo podemos prosperar juntos pues la relación entre todos es real y no sería posible la separación de ningún país. Siempre hemos querido más unidad, una mayor Europa, una Unión que sea cada vez más fuerte para que se enfrente a los problemas que tengamos. Por lo que este día en el que todos los europeos nos unimos en torno a nuestra festividad, lo tenemos que celebrar a lo grande por lo que a su significación se refiere. Por ello, si te importa el futuro, trabájalo en el presente; esto es lo que todos (en especial las personas que lo hacen cada día), sentimos en este día, que es parte de nuestro ser y de nuestras vidas. Los europeos no debemos obviar este día; aunque actualmente los líderes de las naciones sean incapaces de hacer de este proyecto una Unión más fuerte y grande, nosotros los ciudadanos europeos estamos aquí para hacerla realidad.

Es por eso que en este día debemos estar más unidos que nunca y debemos de expresar todo el apoyo que sentimos por aquellas personas que dieron su vida de trabajo a favor de la Unión, que pensaron que el ideal de una Unión es posible, y gracias a ellos ahora lo sentimos más cerca que antes. Nosotros somos una minúscula parte de todas estas personas que recordamos en este día tan especial. Los europeos no debemos echarnos atrás ante un tropiezo en el camino que nos llevará hacia una Europa unida, hacia una democracia común a todos los europeos para el bien de Europa y la perpetuidad de la paz entre todos y la Unión que nos hace cada vez más fuertes. No debemos anclarnos en lo malo que nos ha pasado, en aquellas cosas que nos hacen dividirnos pues nosotros los europeos saldremos adelante cueste lo que nos cueste en favor de todos.

Por ello en el día de Europa, 9 de mayo, nosotros los y las europeos/as debemos festejarlo, agradeciendo a todos los que trabajan para que una Europa Federal pueda ser en un futuro que cada vez es más cercano. Pues la Europa de nuestro futuro, la Europa de nuestros hijos, la construimos día a día y lo festejamos una vez al año.

4_n