16602847_748823068617817_4209594354705261422_n

 

Somos una organización juvenil política no partidista de la Comunidad Foral de Navarra. Apostamos por una ciudadanía europea joven y una Europa más democrática.

Contacto:

mail: jefnafarroa@gmail.com

Facebook: Jóvenes Europeístas y Federalistas de Navarra

Twitter: @JEFNavarra

Blog: jefnavarra.wordpress.com

Futuros Retos del Cine Europeo

Escrito por: Eduardo Bodegas García

 

El público europeo registra un gran interés para el cine, sin embargo cuestiones como piratería, accesibilidad, costes, variedad de oferta, contienen el mercado cinematográfico impidiéndole crecer y ser más efectivo. Varias son las propuestas y una la fundamental: se necesita una acción multilateral de carácter político, legal y cultural por parte de todos los estados miembros de la Unión Europea.

nuovo_cinema_paradiso_lead

El año pasado el programa Europa Creativa promovió un artículo sobre el consumo del espectador de cine europeo. En su presentación el 6 de febrero de 2014 la nota de prensa ya dejaba claro que la piratería se debía a una ausencia de consumo legal vía internet pues cerca del 70% de los europeos descargan o ven películas en línea de forma gratuita. A estos se une que el 60% de los que tienen tabletas y el 40% de los que poseen teléfonos inteligentes ven películas a través de estas pantallas. Según los autores del informe, no resulta un hecho sorprendente ya que si bien el público europeo muestra un interés alto por el cine la sala más próxima se suele encontrar a cierta distancia y las ofertas de películas suelen ser bastante limitadas. Además la industria podría aumentar sus ingresos explotando diferentes ventanas de consumición en línea con un precio justo ampliando la oferta de películas y así permitiendo llegar a un público más amplio.

 

Según lo que revela el estudio es que para el público europeo de entre 4 y 50 años las películas son su forma favorita de entretenimiento. Por esa razón tienden a verlas sean por los canales convencionales como por los que ofrece la red de redes sin importar la legalidad o ilegalidad. Se demanda una creación de un mayor número de plataformas legales a través de internet que amplíen la oferta cumpliendo con las nuevas reglas del mercado (precio justo, amplio catálogo y consumo personalizado). El informe deja claro que el público europeo posee un amplio gusto cinematográfico, que no desprecia el cine europeo aunque prefiera el norteamericano.

¿Qué retos se plantea la industria cinematográfica europea tras estos resultados? En la última sección del informe destaca tres grandes desafíos del cine europeo desde el punto de vista del mercado en los que conviene detenerse para pensar y proponer soluciones para seguir trabajando y creciendo.

  • mejorar la accesibilidad o disponibilidad de películas europeas
  • aumentar su visibilidad
  • continuar el esfuerzo por entender el comportamiento del público europeo

 

 

Tres cuestiones, tres sugerencias

 

¿Está disponible la película que los espectadores desean ver en el dispositivo y en el momento que quieren verla? Si bien aún sobreviven las ventanas tradicionales: cine, TV, DVD las descargas se posicionan como un mercado emergente e imparable. Gran parte de los encuestados optan por estos canales gratuitos o piratas porque la película que quieren ver no está disponible en las ventanas tradicionales cuando desean verla o consideran el precio de la entrada excesivo. Se deduce una inadecuación de la actual estrategia de mercado de cara  a los hábitos de consumo del espectador europeo.

 

El informe obvia cuestiones e incide en otras para la segunda pregunta: ¿Cómo aumentar la oferta legal de películas europeas en todas las ventanas. Destaca el problema lingüístico, la lacra de la piratería, la necesidad de aprovechar las sinergias entre distribución y multiplataforma…  La respuesta tiene que adaptarse según cada ventana de distribución. En las ventanas que dependen de la copia física la situación no va a cambiar con respecto a la tendencia que vivimos en los últimos años. Por un lado nos encontramos con las limitaciones de espacio disponible tanto en salas como en videoclubs, por el otro el papel de los distribuidores como puertas de acceso a las ventanas de explotación. Estas limitaciones no existen en el mercado virtual donde la principal batalla es la piratería. No es una batalla perdida pero se necesita una acción multilateral por parte de todos los estados miembros de la Unión Europea. Una acción de carácter político, legal y cultural.

 

El informe, dentro del desafío sobre la disponibilidad y accesibilidad, invita al replanteamiento de la secuencia de ventanas de consumición actual apostando por una mayor flexibilidad dentro de los diferentes tipos de películas. Sugiere promover estrenos paneuropeos con idea de consolidar una audiencia global europea y reducir los efectos de la piratería. Plantea sugerencias interesantes pues el sistema actual basado en la discriminación de precios según la novedad y la exclusividad carece de sentido. Sin embargo, el informe no aborda con suficiente detalle la necesidad de lograr un equilibro entre los aspectos culturales y comerciales.

 

 

Y un modelo de negocio paneuropeo

 

El informe insiste en la necesidad de establecer un modelo de negocio sostenible en internet combinando una oferta atractiva, con un consumo personalizado. No oculta la dificultad de vencer a la piratería pues una vez establecida resulta difícil erradicar. Mejorar la visibilidad y la accesibilidad pasa por mejorar el marketing de las películas.

 

Finalmente, para conseguir un cambio en el cine europeo se necesita el apoyo de todos los sectores de la industria hacia una misma dirección siendo apoyados por nuevas políticas culturales europeas. Según la nota de prensa a la que nos referíamos al principio, “uno de los principales objetivos de Europa Creativa es aumentar la demanda de películas a fin de mejorar su distribución a través de las fronteras y llegar a nuevos públicos en Europa y fuera de ella, la finalidad es ayudar a los responsables políticos de toda Europa a intensificar la eficacia de sus políticas e iniciativas culturales”.

 

 

 

 

 

Europeaconvencida – 1. ¿Sabes cómo nace el proyecto europeo en el que estamos inmersos?

Escrito por: Aroa Fandiño Serrano

Artículo original en: Europeaconvencida

Logotype ec

El continente europeo siempre ha estado expuesto a las luchas internas entre las naciones. Enfrentamientos de todo tipo. Los ejemplos más claros, evidentes y a los que siempre se recurre al hablar de Europa son las dos Guerras Mundiales. Estos dos conflictos internacionales se generan y se desarrollan en territorio europeo en su mayor parte.

Europa no se costruyo

Y ¿por qué surgen? Por el ansia de controlar al otro, por la idea de dominación política y económica. Conflicto entre naciones que quisieron construir imperios, naciones que se resistieron y naciones que perecieron.

Esta pretensión de dominación no es nueva en la historia, ni mucho menos, pero la Europa del final de la II Guerra Mundial (1945) no podía permitirse repetir la historia una vez más y, yo añadiría, que el resto del mundo, tampoco podía permitirse semejante esperpento. La Europa de los avances, la Europa de la supremacía política, la Europa como autoridad moral yacía derrotada ante los escombros.

Por ello, el futuro debía ser otro. Las relaciones entre los Estados debían ser otras…
Así, en 1950 se produce uno de los actos más relevantes que dictarán el devenir europeo: los representantes de 6 países salientes del conflicto bélico, Francia, Bélgica, Luxemburgo, los Países Bajos, Italia y Alemania Occidental, firman un acuerdo. El acuerdo en cuestión es el célebre Tratado de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, la CECA.

En este Tratado ya no se habla, por tanto, de vencedores ni de vencidos, como en el caso del Tratado de Versalles tras la I Guerra Mundial (en el que los aliados impusieron grandes compensaciones a Alemania y que desembocó en la II Guerra Mundial), sino que se habla de convivencia.

En el mismo Tratado podemos leer “RESUELTOS a sustituir las rivalidades seculares por una fusión de sus intereses esenciales, a poner, mediante la creación de una comunidad económica, los primeros cimientos de una comunidad más amolla y profunda entre pueblos tanto tiempo enfrentados por divisiones sangrientas, y a sentar las bases de instituciones capaces de orientar hacia un destino en adelante compartido”.

Desde este momento comienza esta aventura europea. En este proceso habrá momentos de grandes avances y momentos de retroceso, pero la idea de la Europa en paz siempre estará vigente en el fondo de las decisiones que se tomen a partir de este momento.

Y tú ¿qué opinas?

paz

25 M: Giro a la izquierda en España

Por: Miguel García Barea (@miguelGbarea)

Las pasadas elecciones municipales y autonómicas han puesto patas arriba el tablero político español. Analizamos algunas de las claves y futuras repercusiones, con la vista puesta en las Elecciones Generales del próximo otoño.

Ada Colau (izq) y Manuela Carmena(centro) dos de las triunfadoras electorales.
Ada Colau (izq) y Manuela Carmena(centro) dos de las triunfadoras electorales.

El 14 de Abril de 1931, el rey de España Alfonso XIII abdicaba y partía para el exilio en Italia. ¿Motivo? El resultado de unas elecciones municipales, en las que candidaturas republicanas se impusieron en la mayoría del territorio español, sobre todo en las ciudades más pobladas. El inesperado desenlace de aquellas elecciones, aparentemente intrascendentes, trajo consigo un nuevo régimen, el de la II República de España (1931-1936). Célebre fue también la reacción del diputado conservador Aznar, que afirmaba no entender cómo un país podía acostarse monárquico y levantarse republicano.

Si bien parece poco probable un cambio tan drástico tras las lecciones del pasado fin de semana, entre otras cosas por la proximidad con respecto a las elecciones generales (previstas para octubre de este año) los resultados tan distintos a los de hace cuatro años y el indiscutible triunfo de la Izquierda bien que nos remite a una época pretérita, como podría ser la de comienzos del siglo XX. El Partido Popular, (PP) demócratas cristianos asociados al PPE y actualmente en el gobierno central, ha perdido 513 mayorías absolutas pese a haber sido la fuerza más votada, y presumiblemente no ostentará más alcaldías tan importantes como Madrid, Valencia, La Coruña o Sevilla, cuyo gobierno pasará a distintas coaliciones de izquierda y ecologistas o socialistas. Misma suerte que la de Barcelona, donde los grandes derrotados han sido CiU, la derecha nacionalista catalana,  en el gobierno autonómico catalán y hasta ese momento en el del Ayuntamiento de la ciudad condal.

PODEMOS: Una exitosa estrategia municipalista

La estrategia de Podemos, partido izquierdista emergente en la política española, ha sido un completo éxito.  Para evitar el desgaste de sus siglas decidieron concurrir en distintas candidaturas municipales, creadas exclusivamente para estas elecciones, en algunos feudos con el apoyo de Equo (partido ecologista) e Izquierda Unida (tradicional  izquierda radical española, que incluye al Partido Comunista). Y para librar la batalla frente a veteranos de la política, han apostado por caras conocidas para la ciudadanía. Por ejemplo, en Madrid, donde la que fuera directora de la plataforma de Jueces por la Democracia, Manuela Carmena (Ahora Madrid) se ha disputado la alcaldía en una vibrante batalla electoral frente a la que fuera presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre (Partido Popular) quien ha vencido en votos y números escaños (21 frente a 20). No obstante, los 9 escaños de Antonio Miguel Carmona, candidato del Partido Socialista (miembro del PES) y tercero en discordia, podrían dar la alcaldía de la capital a Manuela Carmena.

Situación muy similar se ha vivido en Barcelona, donde Ada Colau, activista social y creadora de la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca, dedicada a paralizar desahucios en toda España) se ha impuesto con su plataforma, Barcelona en Comú, tanto en escaños como en votos, relevando del cargo a Xavier Trias (Convergencia i Unió).  En cualquier caso, Colau también se verá obligada a pactar con las distintas izquierdas si quiere la llave de la ciudad. Otras urbes donde coaliciones progresistas herederas del movimiento popular 15M han cosechado un notable éxito han sido La Coruña, Zaragoza y Cádiz. En esta última se producirá el relevo de Teófila Martín (PP) en el poder desde 1995.

En Valencia, los grandes triunfadores han sido Compromís, coalición que integra a regionalistas, ecologistas y distintos partidos de izquierdas, a un escaño de los 10 del PP de Rita Barberá, alcaldesa de Valencia desde 1991. Buena parte de su éxito se debe al carisma de su portavoz Mónica Oltra, abogada nacida en Alemania, famosa por sus camisetas-protesta y su  actitud firme frente a los recientes casos de corrupción destapados en la Comunidad Valenciana.

Mónica Oltra, en un mitin de Compromís.
Mónica Oltra, en un mitin de Compromís.

Las elecciones del pasado fin de semana no solo han afectado a los distintos municipios, sino a buena parte del las comunidades autónomas  del  estado español, con la excepción de Andalucía, Cataluña, Galicia y el País  Vasco. Si bien los resultados han sido más conservadores y menos rupturistas, se observa una generalidad: la irrupción y entrada en los parlamentos regionales de Podemos y Ciudadanos, partido emergente de centro-liberal. Tanto el partido izquierdista de Pablo Iglesias como los moderados de Albert Rivera serán fundamentales a la hora de formar gobierno en casi todas las autonomías.

La Derecha ha ganado en casi todas las autonomías, obteniendo resultados más que notables en Castilla y León y Castilla-La mancha. No obstante, pueden producirse cambios significativos en los distintos gobiernos regionales, como en Navarra, Aragón o Illes Balears, donde las formaciones conservadoras en el poder también podrían ser sustituidas por coaliciones de izquierda.

 

Hacia el tetrapartidismo

Parece evidente que el bipartidismo ha muerto en España. Pactar y llegar a acuerdos puntuales se ha convertido en una necesidad, tanto para aquellos que quieren conservar el poder como para los que lo quieren recuperar u ostentarlo por primera vez.

El PSOE está obligado a entenderse con Podemos si quiere desembarcar al PP. Más margen de maniobra tiene Ciudadanos, calificado de “partido bisagra”, dispuestos a negociar tanto con el PP como con PSOE, e incluso con Podemos según recientes declaraciones de su líder, Albert Rivera.  Una actitud de ambigüedad y transversalidad que desde luego va a favorecer su entrada en las instituciones, si bien puede decepcionar a parte de su heterogéneo electorado, compuesto tanto por reformistas radicales como nacionalistas españoles conservadores  desencantados con el gobierno PP.

En cualquier caso, la jornada electoral ha dejado a otros perdedores sin consuelo posible. UPyD, partido progresista, radical y jacobino, fundado por la ex socialista Rosa Díez, ha perdido toda representación en los gobiernos autonómicos y en los Ayuntamientos de las capitales de provincia.  La mayoría de sus votos han ido a parar a Ciudadanos, con quienes se negaron a negociar una posible candidatura conjunta tras el buen resultado de ambas formaciones en las elecciones europeas del curso pasado. Nadie imaginaba, por aquel entonces, que un año más tarde el destino aguardaría una suerte tan dispar a cada formación. Izquierda Unida, por su parte, ha quedado bastante debilitada en los lugares donde no han concurrido en candidaturas municipalistas junto a Podemos o Equo, así como a nivel autonómico.

Candidatos de Ciudadanos, con Albert Rivera (2º a la izquierda)
Candidatos de Ciudadanos, con Albert Rivera (2º a la izquierda)

¿Una realidad extrapolable a Europa?

La pregunta tras unas elecciones locales siempre será  ¿es extrapolable el resultado de las elecciones municipales españolas al resto de Europa? La respuesta es difícil. Si bien en todo el continente se observa un importante desencanto hacia la actual clase política, los vientos de cambio no soplan en la misma dirección. Tampoco todos los problemas coinciden; en España el desempleo y la deuda de las familias es muy elevado, pero el déficit público es menor que el de otros estados de la Eurozona. Y la emigración, sobre todo de jóvenes universitarios, despierta una preocupación mayor que la inmigración, a diferencia de otros países del norte, acreedores y receptores de personas.

 En las distintas elecciones que hace poco han tenido lugar en Francia, Reino Unido y Polonia son las fuerzas conservadoras las que han salido reforzadas, en los dos primeros con un discurso bastante euroescéptico. En cambio, en Grecia y España es la Izquierda la que ha triunfado; y si bien no se trataban de unas elecciones generales, en la piel de toro el discurso eurófobo ha brillado por su ausencia, tanto entre los progresistas como en los conservadores. Muy buena señal para el resto del continente.

Las reacciones en Europa a los resultados españoles han sido dispares. La prensa internacional coincide, casi con unanimidad, en el triunfo de los “indignados”, nombre que recibieron los participantes del Movimiento 15-M. “Europa tiene que cambiar su política económica y también mostrar un poco de humanidad» ha declarado, por su parte,  el primer ministro italiano Matteo Renzi.

A su vez, el líder del euroescéptico Liga Norte, Matteo Salvini, ha aprovechado para llevar los resultados a su terreno. «El resultado electoral de España y también el voto en Polonia son un bonito golpe para los defensores de Europa, de la banca y de los siervos de Bruselas» en declaraciones a Radio Padania. «Tenemos muchas diferencias con Podemos, pero esto es una bocanada de oxígeno para la Europa de los pueblos. (…) Significa que la gente quiere recuperar el control de las fronteras, de las fábricas, de los campos, del trabajo, de los bancos. Y dice basta a los burócratas de Bruselas y a una Europa sin alma», añadió. Sin embargo, no se ha pronunciado con respecto al fracaso de las formaciones euroescépticas, entre las que destacan EH-Bildu y CUP, las cuales no han vencido en ninguna gran ciudad.

¿Qué pasará de ahora en adelante? El Partido Popular está obligado a hacer autocrítica si no quiere perder más votantes. Podemos y Ciudadanos tienen mucho que ganar – y que perder – en estos meses antes de las elecciones generales; sus aciertos les harán ganar votos, sus errores, perder aún más. El PSOE, alejado de los focos, ha sobrevivido al descalabro que se le vaticinaba – y que no ha resultado ser tal – y desde la sombra podrá establecer una estrategia para reorganizarse. Y por defecto, los distintos partidos nacionalistas periféricos perderán influencia en el conjunto del Estado, dado que su apoyo no será imprescindible para configurar el Gobierno central.

Las elecciones municipales han servido de aperitivo a las Generales de otoño. Triunfadores y derrotados se preguntan lo mismo: ¿quién será el próximo Presidente del Gobierno? Desde la muerte de Franco no se observaba tanta incertidumbre ni resultados tan ajustados en las encuestas. Si bien es cierto que, inevitablemente,  la estabilidad política e institucional será menor, también lo es que la sociedad española está más politizada e implicada que nunca, gracias en parte a las expectativas que han despertado los nuevos partidos. Se avecinan tiempos muy interesantes para la política española y europea. Pónganse cómodos.

FELIZ SEMANA EUROPEA

Escrito por: Iñigo Cruz

Artículo publicado originalmente en La grieta el 13 de Mayo de 2015

 

¡Estamos de fiesta! Como si de la Semana Santa se tratase, hace un par de semanas vino cargada de toda una romería de eventos y aniversarios cruciales para Europa, unidos de manera única e indivisible, y sobre los que habitualmente pesa un profundo desconocimiento u olvido. Permítanme que les distraiga del fragor electoral local español y les hable un poco de lo que significaron las efemérides de esta semana: armisticio de la II Guerra Mundial, firma del Tratado de Londres y el Día de Europa, para todos nosotros.

Retrocediendo en el tiempo, volvemos a finales de abril de 1945: las tropas aliadas avanzan liberando Europa  y el que fuera el poderoso Tercer Reich alemán se derrumba a ojos vista. Adolf Hitler se suicida en su guarida de Berlín un 30 de abril y, pocos días después, Alemania firma la rendición incondicional, el 8 de mayo de 1945 (70 años nos contemplan desde entonces) con los aliados occidentales, y el 9 de mayo con los orientales (Rusia). Hasta aquí la parte más conocida, aunque sea por los desfiles en la Plaza Roja que salen en las noticias cada 9 de mayo.

El fin de la guerra trajo consigo el inicio de nuevos intentos por unir un continente que se encontraba en una situación lamentable tras ser el origen y epicentro de dos conflictos mundiales en treinta años, manteniéndose a flote gracias a la ayuda americana (Plan Marshall a la cabeza). En esta tesitura, se abrió en Europa un baile de proyectos unificadores de diversa índole, desde lo puramente económico, a algo más político, así como variaciones en los estados participantes de cada proyecto. Los resultados también fueron variados, así que, para no dispersarnos, nos centraremos en los que a la postre acabaron siendo más relevantes y genuinamente europeos.

Un 5 mayo de 1949, tres años después de aquel discurso de Winston Churchill en la Universidad de Zúrich, en el que reclamó “unos Estados Unidos de Europa y la creación de un Consejo Europeo”, se firmaba el Tratado de Londres (al que se adhirieron Bélgica, Dinamarca, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Suecia y Reino Unido) y con él nacía lo que se conoce como Consejo de Europa. En su gestación, todo un parto, se enfrentaron dos formas de afrontar la realidad y la solución a los problemas europeos: mientras los centroeuropeos apostaban por el compromiso y la asunción de obligaciones a través de un tratado; los periféricos, con Reino Unido a la cabeza  (lo de los Estados Unidos de Europa era más nominal que otra cosa), apostaban por un foro de diálogo y negociación sin compromiso alguno.

lagrietaonline_Feliz-Semana-Europea_foto-2-181x300Finalmente, la postura periférica se impuso −e incluso cumplió el deseo revanchista de excluir a Alemania en un primer momento− y las esperanzas depositadas en el Consejo de Europa como solución a los problemas europeos se vieron  truncadas. Sin embargo, el Consejo de Europa aportó cosas interesantes a Europa, ya que acabó dando lugar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y en 1955 inventó una bandera (el autor se inspiró en la imagen de la virgen de la catedral de Estrasburgo)  e instituyó un himno (la Introducción a la 9ª de Beethoven, o Himno de la alegría) para Europa. Símbolos que en 1986 tuvieron a bien apropiarse las Comunidades Europeas con gran éxito, y, tal es así que el Consejo de Europa se tuvo que inventar otra bandera…

 

Entre aquellos que quedaron defraudados por el fracaso del Tratado de Londres, estaba un francés que tomó muy buena nota. Se llamaba Jean Monnet y exactamente un año (y cuatro días) más tarde  iba a lanzar una iniciativa que cambiaría la historia de Europa. Con el apoyo de Robert Schuman, ministro de Exteriores de Francia, diseñó un plan: una Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), con la que buscaba afianzar la paz europea, integrando a Alemania (en vez de aislarla, como proponía la mayoría) y controlando los dos recursos clave para la guerra en aquel momento (carbón y acero), apoyar su reconstrucción y, de paso, lidiar con el problema de producción y desajustes de mercado entre los productores de ambos materiales.

Todo esto quedó explicado en una declaración de tres páginas (el primer borrador fueron 25)  que leyó Robert Schuman un 9 de mayo de 1950 en el Salón del Reloj en el Ministerio de Asuntos Exteriores francés. No por casualidad, cinco años después de la rendición de Alemania,  se le tendía la mano y se recordaba que “Europa no se hará de una vez ni en una obra de conjunto: se hará gracias a realizaciones concretas, que creen en primer lugar una solidaridad de hecho”.  La CECA reunió a Alemania, Francia, Bélgica, Luxemburgo, Holanda e Italia (lideradas por grandes hombres como Konrad Adenauer, Alcide de Gasperi o Henry Spaak, dispuestos a apostar todo su capital político en el proyecto). Si alguno echa de menos a los británicos, que no se preocupe: aprendida la lección del Tratado de Londres, al Reino Unido se le invitó a salir cuando quedó claro que no pensaba comprometerse lo más mínimo en este proyecto.

6_n

 

Desde entonces, el 9 de mayo fue la fecha elegida para conmemorar el nacimiento de las Comunidades Europeas y, posteriormente, la Unión Europea. Y puede que incluso, si Dios quiere (literalmente) se convierta en un futuro en la festividad de San Robert Schuman, pues su condición de devoto católico de profundos y coherentes valores cristianos  ha llevado a  solicitar su beatificación.

No obstante, este no sería el último proyecto nacido al calor de un mayo primaveral. En mayo de 1952, el Tratado de la Comunidad Europea de Defensa (CED) se firmaba por los mismos países que habían firmado la CECA, con el propósito de crear una verdadera Comunidad de Defensa, con recursos, mandos y soldados comunes e independientes, todo ello en plena Guerra Fría y sin tutela norteamericana. Calcule el lector el nivel de la apuesta…

¿Dónde fue a parar esto? Pues quiso la Historia que Francia, unos meses más tarde, con una IV Republica inmanejable y su Asamblea Nacional controlada por los diputados gaullistas, se arrepintiera de haber firmado el Tratado, rechazando su ratificación (paso necesario para que el Tratado tenga verdadero valor), quedando esa Comunidad Europea de la Defensa como la gran asignatura pendiente en Europa, y así hasta el día de hoy, 65 años después (ejemplo donde los europeos no somos los más aplicados de la clase).

Así que si tienen un rato, les invito a que echen la vista atrás y brinden por esa idea que nació hace 65 años entre las cenizas humeantes de lo que era Europa, que tomó forma de discurso en la voz de Robert Schuman, para reconciliar enemigos y garantizar un futuro común. Una idea, convertida en proyecto, fruto de un proceso de ensayo y error, en cuyo  camino quedaron el Consejo de Europa o la CED, hasta convertirse en la Unión Europea que hoy conocemos Este proyecto, lejos de darlo por concluido,  es algo vivo, en construcción permanente (algunos dirán crisis, de lo que hablaremos en detalle otro día) que nos ha permitido avanzar hasta cotas difícilmente imaginables hace 65 años, ¿recuerdan la peseta o el marco alemán?¿las colas en las fronteras? ¿el dinero que costaba viajar un fin de semana a cualquier parte? ¿o si existía el Erasmus? Y en clave local ¿el dinero que ha recibido nuestros campos o nuestras infraestructuras? pero al que aún le quedan muchas semanas europeas que celebrar hasta darla por conseguida y poder decir que nunca más habrá guerra entre nosotros.

Stay calm…and vote conservative! Las elecciones en el Reino Unido

Escrito por: JSCh

Artículo publicado originalmente en: jschamberi.org/blog

mappa1

¿Que ha pasado?

Las elecciones británicas del 7 de mayo 2015 en dos palabras: ha ganado la derecha (en Inglaterra). Contra todo pronóstico, los conservadores de Cameron han conseguido mayoría absoluta. En Escocia han arrasado los progresistas nacionalistas. Pesadilla para los laboristas socialdemócratas. Tal vez haya que replantearse el sistema electoral “first past the post”. Los sondeos (que vaticinaban empate técnico) se equivocaron y mucho.

¿Lecciones para España?

La economía importa mucho. La izquierda tiene que saber comunicar una alternativa clara. ¡No hay que fiarse de los sondeos!

Resultados

 

Partido % voto Cambio Escaños Cambio
CON 37 +1 331 +24
LAB 30 +2 232 -26
UKIP 13 +10 1 +1
SNP 5 +3 56 +50
LIB 8 -15 8 -49
GREEN 4 +3 1
OTROS 21

 

Los partidos

  • Conservadores: socialmente liberal (a favor del matrimonio homosexual p. ej.) pero económicamente bastante escorado hacia la derecha. Euroescéptico para no decir eurófobo. Tardaron mucho en superar la época Thatcher. Llevan cinco años gobernando en coalición con el partido liberal. Durante este periodo ha habido recuperación económica y aumento de la desigualdad. Han intentado despojarse de su imagen de partido de los ricos. Sin embargo, tanto su líder Cameron como su mano derecha Osborne provienen de la clase más privilegiada del país.
  • Laboristas: también han tardado en superar a Blair y su tercera vía. Tras la derrota de Brown en 2010, la elección de Ed Milliband, gracias al apoyo de los sindicatos y por encima de su hermano mayor, el Blairista David, prometió un viro del partido hacia la izquierda. Esto se produjo relativamente. Ahora bien, no ha surgido ningún Podemos más radical (aunque los verdes hayan conseguido un millón de votos y en Escocia hayan triunfado los progresistas nacionalistas). Tras la derrota humillante, se abre un periodo de reflexión en el seno del partido. Ya se elevan varias voces instando una vuelta al centrismo blairista. Veremos…
  • Liberales: el tradicional partido centrista lleva cinco años en coalición con los ‘Tories’ de Cameron y han pagado el precio, bajando de 57 diputados a sólo ocho. Cabe resaltar que cuando se escindieron unos cuantos diputados centristas del entonces más radical partido laborista en los años 80 para formar un nuevo partido de centro, casi en seguida forjaron una alianza con el también centrista partido liberal. ¡A tomar nota UPyD!
  • SNP: los nacionalistas escoceses han ganado en prácticamente todas las circunscripciones escocesas (56 de 59). A diferencia de CiU y PNV, se trata de un partido de izquierdas. Han aprovechado la ola nacionalista que se generó tras el referéndum sobre la independencia (que salió negativo) así como un programa claramente progresista que ha hecho mella en una región menos próspera y de sentimientos más de izquierdas.
  • UKIP: amenazaron con dividir el voto de la derecha y beneficiarse del euroescepticismo latente inglés. Se estancaron durante la campaña. Sin embargo, sacaron casi cuatro millones de votos (13%). Debido al sistema electoral británico, este resultado les valió un solo escaño.
  • Verdes: consiguieron más un de un millón de votos (aunque solo un escaño, véase UKIP) principalmente entre personas progresistas decepcionadas por los laboristas.

Las víctimas

Han dimitido en seguida los líderes de los tres partidos ‘perdedores’: Ed Milliband (laborista), Nigel Farage (UKIP), que no ha conseguido entrar en el parlamento, Nick Clegg (liberal). Han perdido sus escaños todos los pesos pesados del partido liberal, salvo el líder Clegg, así como los portavoces laboristas de economía y de exteriores, Balls y Darling.

¿Es justo el sistema electoral?

El famoso sistema “first past the post” significa que en cada una de las 650 circunscripciones, el diputado que cosecha más votos (aunque solo gane por la mínima) es el que ocupará su escaño en Westminster. El sistema suele producir mayorías amplias (ha habdio 16 mayorías absolutas en las 18 legislaturas desde 1945). Se puede conseguir incluso mayorías absoluta sin ser el partido más votado. Castiga a los partidos minoritarios. En 2015, los conservadores han conseguido 331 escaños con un 37% del voto y los laboristas 100 escaños menos con un 30%. El 25% de los votos de liberales, UKIP y verdes juntos les ha valido 10 escaños, mientras el 5% del SNP se ha traducido en 56 diputados.

Como quid pro quo de su pertenencia a la coalición con los Tories en 2010, los liberales consiguieron un referéndum sobre un sistema más proporcional. La propuesta fue derrotada rotundamente.

Europa

País euroescéptico donde los haya, los partidos británicos han dedicado pocos esfuerzos al tema de la UE durante la campaña (a excepción de los claramente eurófobos UKIP). Ahora el gobierno conservador se verá obligado a convocar un referéndum SÍ/NO para el 2017. De momento los sondeos indican una mayoría a favor del ‘Brexit’ (salida de la UE). Pero ya sabemos los sondeos se pueden equivocar… Cabe esperar que se dé lugar a un debate serio sobre la UE y la relación de UK con el resto de Europa (siendo la esperanza lo último que se pierde).

Escocia

El reciente referéndum (tan anticonstitucional o ilegal como otros) pudo celebrarse gracias a la voluntad política y el diálogo constructivo de todas las partes. La pregunta fue clara (independencia ¿sí o no?) y la respuesta también (no). Tras el NO, hubo un compromiso de transferir más competencias al gobierno escocés. El SNP ha sabido capturar a la perfección el sentimiento nacional y ha ganado la casi totalidad de los escaños escoceses.

Empieza a cuestionarse en Inglaterra los derechos de los diputados escoces en la cámara de los comunes. No habrá nuevo referéndum sobre la independencia en mucho tiempo (de no ser que UK decida salirse de la UE – los escoceses son bastante más europeístas).

Los temas clave de la campaña

Los datos macroeconómicos son buenos (crecimiento superior al 2%, paro de 6%, déficit bajo control, etc.). A pesar de la enorme desigualdad social y geográfica que existe en el país, los británicos parecen fiarse más de los tories a la hora de gestionar la economía que ha resultado ser la cuestión más importante de la campaña.

A la par, se ha conseguido sembrar el miedo (entre los ingleses) de que el voto laborista conllevaría una alianza con los nacionalistas escoceses (a pesar de haberlo negado rotundamente Milliband).

Los temas principales del programa y de la (fallida) campaña laborista han sido:

Economía

  • Subir los impuestos a los ricos (reintroducir el tipo IRPF del 50% para ingresos superiores a 150.000 libras anuales)
  • Reintroducir el tipo reducido de 10% para las rentas más bajas
  • Prohibir los contratos “cero horas” (mini-jobs)
  • Subir el sueldo mínimo (actualmente €1.900/mes) un 23%
  • Compromiso a no subir el IVA
  • Rigor fiscal: bajar el déficit a cero y recortar la deuda “cuanto antes”
  • Impuesto ‘mansión’ sobre los bienes inmuebles de valor superior a £2 millones
  • Lucha contra la evasión fiscal, eliminaruna serie de ventajas fiscales
  • Nuevo impuesto sobre las primas de los banqueros
  • Congelar las tarifas energéticas hasta 2017

Otros temas

  • Sanidad pública: aumentar el presupuesto en unas 2,5 mil millones de libras, modernizar el sistema y acabar con la incipiente privatización
  • Garantizar una espera máxima de 48h para consultar el médico de cabecera
  • Controlar mejor la inmigración ilegal
  • Trabajar por una UE “más eficaz” (sic) pero sin referéndum
  • Extender el permiso de paternidad para los padres de 2 a 4 semanas
  • Construir 200,000 casas nuevas cada año y ofrecer alquileres sociales

 

Artículos relacionados:

7 de Mayo Día de Elecciones, 8 de Mayo Día de NegociacionesElecciones en el Reino Unido : Lo que quieren los candidatos en liza

Resacón en Westminister

Resacón en Westminster

Escrito por: Xesc Mainzer

El pasado día 7 y contra todo pronóstico, pues ninguna encuesta predecía un resultado como el que finalmente se produjo, los Conservadores británicos se alzaron con una mayoría absoluta que, si bien resultó ser bastante magra con apenas 5 escaños por encima de los necesarios para gobernar en solitario, nadie la esperaba. Con la contienda electoral finalizada, David Cameron tiene vía libre para gobernar con estabilidad los próximos cinco años aunque deberá ser capaz de abordar con habilidad a una serie de temas delicados.

109674-md

 

Tras cinco años de gobierno de coalición entre Conservadores y Liberal-demócratas, el jueves 7 de mayo las políticas más conservadoras del ejecutivo recibieron el visto bueno del sistema electoral que, otorgándole una estrecha mayoría absoluta a los tories con 331 escaños (5 más de los 326 necesarios), permitirá al partido del Primer Ministro David Cameron seguir en el 10 de Downing Street, y esta vez en solitario.

 

Siguiendo la recién instaurada tradición en los países de Europa occidental con partidos liberales otrora fuertes, el Partido Conservador ha sido capaz de devorar a su socio de gobierno liberal, el Partido Liberal-demócrata, que ha sido prácticamente borrado del mapa de Westminster al perder 49 de los 56 escaños con que contaba en la anterior legislatura, siguiendo con la tradición inaugurada en 2013 por Angela Merkel que fue capaz de destrozar al FDP y echarlo del Reichstag tras cuatro años de gobierno de coalición.

 

Estas elecciones han decapitado a gran parte del arco parlamentario británico, pues dejan a los grandes partidos de la oposición estatal descabezados y perdidos. En la mañana después de la “catástrofe” (o “baño de sangre” cómo lo definió el Mirror) se sucedió la cascada de dimisiones de líderes en menos de una hora[1].

 

El primero de todos fue Nigel Farage, el showman y carismático líder del United Kingdom Independence Party anunció en una rueda de prensa en Margate (ciudad balneario en la circunscripción dónde se presentaba) que presentaba su renuncia como líder del UKIP al no obtener su asiento en la Cámara de los Comunes tal y como había prometido. A pesar de su renuncia, Farage continuará como líder del partido al haber sido esta rechazada por el presidente de UKIP, que alegó que, a pesar de no obtener Farage su escaño, la campaña había sido un éxito.

 

Menos de un cuarto de hora después fue el turno de Nick Clegg, viceprimer ministro y líder de los Liberal Democrats, que anunció públicamente su renuncia cómo líder del liberalismo británico por unos resultados que en palabras suyas habían sido “inconmensurablemente más aplastantes y crueles de lo que había podido imaginar”. El anuncio lo hizo con una cara visiblemente enrojecida por las lágrimas, con un discurso de tono oscuro (con expresiones lúgubres como “Creo que los libros de historia juzgarán nuestro partido amablemente por el servicio que tratamos de ofrecer a la nación” o “El liberalismo ha perdido”) pero de evocación de los logros de los LibDem en el gobierno los últimos cinco años: “dejamos a Gran Bretaña un país mucho más fuerte, más justo, más verde y más liberal de lo que era hace cinco años”. A pesar de todo, quiso acabar recordando que a pesar de la derrota el partido no estaba acabado y que “nuestro partido volverá, nuestro partido volverá a ganar”.

 

Por último llegó el turno de Ed Miliband, el líder laborista anunció su renuncia como líder del partido tomando la responsabilidad por la derrota. “Gran Bretaña necesita un Partido Laborista fuerte. Gran Bretaña necesita un Partido Laborista que pueda reconstruirse después de esta derrota y es el momento para otra persona” dijo. Miliband ha sido substituido como líder en funciones del partido por Harriet Harman, veterana miembro del parlamento y responsable de mujer e igualdad en el gabinete de Tony Blair.

 

Aunque inicialmente reticente a dimitir y avalado al vencer por un estrecho margen una moción de confianza, una semana y media después de las elecciones se produjo la dimisión del líder laborista escocés, Jim Murphy, que no fue capaz de evitar la “masacre” del laborismo en el feudo escocés y ni tan siquiera de mantener su escaño por la circunscripción de East Renfrewshire (al sur de Glasgow).

 

Los únicos ganadores claros de esta elección han sido el Partido Conservador de David Cameron y el Scottish National Party de Nicola Sturgeon.

 

Con su victoria totalmente inesperada, si bien se preveía una victoria pírrica sobre los laboristas, David Cameron tiene vía libre para gobernar sin problema alguno los próximos 5 años y continuar con la agenda conservadora para el Reino Unido. Entre los puntos de esta agenda se encuentra la celebración de un referéndum sobre el futuro del Reino Unido en la Unión Europea, cuya fecha se conocerá posiblemente la semana próxima pues está previsto que el día 27 el primer ministro haga público un proyecto de ley de referéndum para dotar de cobertura legislativa a la votación, esperada para finales de 2017[2].

 

El otro gran ganador, el SNP, se convierte en el tercer grupo de la Cámara de los Comunes agrupando 56 de los 650 asientos de la cámara. Este resultado da a la Ministra Principal Nicola Sturgeon una posición de gran fuerza y legitimidad para la negociación de una mayor transferencia de competencias para Escocia. A tal efecto se reunieron en Edimburgo el pasado día 15 David Cameron y Nicola Sturgeon para tratar el asunto. Cameron se comprometió a presentar la semana próxima un proyecto de ley para dotar a Escocia de un mayor nivel de competencias siguiendo las recomendaciones de la Smith Comission, comisión multipartita que lidera Lord Robert Haldane Smith y que agrupa a 10 representantes de los cinco partidos presentes en el parlamento de Holyrood[3]. A pesar de que la comisión propone un amplio nivel de competencias para Escocia, Nicola Sturgeon ya ha dicho que lo cree insuficiente[4].

 

Un tema que ha resurgido con fuerza a raíz de los resultados electorales ha sido el de la reforma electoral para abandonar el sistema del “first-past-the-post” en favor de un sistema de representación proporcional que permita una distribución más justa de los MPs y evite casos como que el SNP, con menos de la mitad de votos que el UKIP, tenga 56 veces más representantes en la Cámara de los Comunes. El día inmediatamente después de la elección quedó claro el carácter perverso del sistema electoral al dejar a UKIP y Green Party, que entre los dos suman 5 millones de votos y algo más del 16% del total, con sólo 2 asientos en la Cámara y que podría conducir a una alianza entre los dos partidos (tan diferentes a nivel programático pero unidos en la desgracia de ser víctimas del sistema electoral) para pedir un cambio del mismo[5]. Esta difícil alianza ha acabado llegando, y sumando una multitud de partidos a la misma (como los Liberal Democrats, Plaid Cymru e incluso al SNP que ha sido el gran beneficiado por el first-past-the-post en Escocia)[6].

 

Esta elección, a pesar de dejar un gobierno fuerte y unos ganadores claros (Conservadores y SNP), deja el panorama muy abierto, una “nación dividida” (como dijo el editor de noticias de la BBC, Mark Easton) al menos a nivel electoral, y con muchos temas por abordar (Europa, reforma electoral, Escocia, austeridad…).


[1]    – «52 minutes that shook Britain: Miliband, Clegg and Farage all resign in election bloodbath» Mirror, 8 Mayo 2015 http://www.mirror.co.uk/news/uk-news/52-minutes-shook-britain-miliband-5661173

[2]    – «Cameron to publish EU referendum bill one day after Queen’s speech» The Guardian. 19 mayo 2015 http://www.theguardian.com/politics/2015/may/19/cameron-to-publish-eu-referendum-bill-one-day-after-queens-speech

[3]    – Nombre por el que se conoce popularmente al Parlamento de Escocia.

[4]    – «Cameron y Sturgeon abordan la autonomía de Escocia» EiTB. 15 mayo 2015 http://www.eitb.eus/es/noticias/internacional/detalle/3212528/cameron-sturgeon-abordan-autonomia-escocia/

[5]    – «Five million votes, two seats: smaller parties demand a change in the rules» The Guardian. 8 mayo 2015 http://www.theguardian.com/politics/2015/may/09/margate-ukip-greens-electoral-reform-farage

[6]    – «Green party and Ukip join forces to demand electoral overhaul» The Guardian. 18 mayo 2015 http://www.theguardian.com/politics/2015/may/18/green-party-ukip-electoral-reform-first-past-post-elections

«Si los partidos asumen cotas de poder propias de la sociedad civil es porque esta es anémica»

Entrevista por: Angel Satué

Artículo original en páginasDigitales.es

José María Gil-Robles es jurista y político. Nacido en 1935, vivió en el exilio de Estoril, con su familia, hasta que volvió a España. Ingresó en el Cuerpo de Letrados de las Cortes Generales en 1959 y comenzó su actividad política durante el franquismo dentro de la formación Democracia Social Cristiana. Fue elegido diputado al Parlamento Europeo como independiente en 1989, siendo su presidente desde el 14 de abril de 1997 al 19 de julio de 1999. Siguió siendo eurodiputado hasta 2004. Es afiliado del Partido Popular desde 1990.

imagen.asp

Los partidos políticos en España han asumido cotas de poder, no ya en las instituciones sino en el propio tejido social, que peligrosamente nos acercan a un régimen partitocrático. Desde un punto de vista liberal-conservador es evidente que no es algo deseable. En el nivel europeo, que usted conoce tan bien, ¿podría llegar a pasar esto dado que es inexistente una opinión pública europea, o no digamos un pueblo europeo, que puedan actuar de contrapeso?

Los partidos políticos son esenciales para el buen funcionamiento de la democracia. Si en España estos asumen cotas de poder que debían responder a la sociedad civil es porque esta es anémica, no por culpa de los partidos sino porque muchos ciudadanos no quieren asumir su responsabilidad sino que el poder les resuelva todos sus problemas. Cuarenta años de régimen autoritario tienen unos efectos que no se desvanecen así como así. En el nivel europeo eso no pasa porque precisamente la multiplicidad y variedad de opiniones públicas y la mayor tradición democrática de los países más influyentes lo impide. Pero riesgo de partitocracia siempre hay y solo se combate con una educación ciudadana y el ejercicio de la democracia.

Como dijo Madariaga, parte de Europa ya tuvo antes una unión monetaria en los primeros años del siglo XX y las personas podían circular libremente por Europa. Ahora, de nuevo, esto sucede en Europa, pero ¿existe el riesgo de darlo por hecho, de no dar razones para un compromiso europeo? ¿Qué razones serían estas que evitarían una involución?

La diferencia con la época a que se refería Madariaga es que el actual proceso de integración se hace con instituciones comunes con poder directo sobre los ciudadanos y en representación de estos, y que viene exigida por la evolución del mundo. En un mundo globalizado ninguna nación europea viviría mejor sola.

Muchos europeos temen, por un lado, una Europa abierta, diversa, multiétnica, multirreligiosa… En definitiva, existe miedo a los retos del nuevo mundo global. ¿Cómo puede el europeo de hoy recuperar la confianza en sí mismo, en sus conciudadanos y ver en ellos un bien?

El miedo a la libertad solo se supera ejerciéndola y palpando que los bienes que trae son superiores a los males. Para ello hay que ser optimista, estar abierto a lo nuevo, al futuro.

A primeros del siglo XX uno de cada cuatro habitantes de La Tierra era europeo. En pocos años, solo seremos 1/6 de la población mundial. ¿Qué forma político-administrativa debería adoptar Europa en este mundo interdependiente e hiperconectado?

Evidentemente la de una federación, que es la que mejor responde a su característica que es la unidad en la diversidad y también la más acorde con las exigencias de un gobierno multinivel que es el que requiere un mundo cada vez más complejo.

¿Qué le movió a usted a entrar en política y a cooperar con otros europeos en la construcción de Europa?

La convicción de que para España la democracia y la incorporación a la Unión Europea eran las dos caras de una misma moneda y que ambas resultaban indispensables para nuestra patria. Es una convicción generacional.

Hace años, se estudiaba que la montaña más alta de Europa era el Montblanc. Ahora parece ser que es el monte Elbrús, cercano a la frontera de Georgia. Turquía, Israel, Suiza, Noruega, Marruecos, Georgia, Ucrania… ¿Dónde cree que está realmente Europa?

La Gran Europa la forman los cuarenta y tantos países representados en el Consejo de Europa[1]. Pero la Unión Europea ya ha llegado a sus límites razonables, que son el Mediterráneo por el sur y la actual frontera que va desde Finlandia a Bulgaria por el este.

Mis hijas de 4 y 2 años me harán algún día esta pregunta: ¿por qué la Unión Europea? ¿Podría anticiparles la respuesta?

La respuesta ha de ser la misma que cuando le pregunten ¿por qué España?

¿Qué puede aportar el humanismo cristiano al proceso constituyente europeo cuando toque?

El humanismo cristiano ha inspirado desde el principio el proceso constituyente europeo, que se basa en la colaboración en lugar de la guerra, el perdón frente al rencor. Por eso, los tres gobernantes que pusieron en marcha el proceso –Schuman, Adenauer y De Gasperi– fueron democratacristianos y ha sido el Partido Popular Europeo, el de los democratacristianos, el que más firme y constantemente ha impulsado la Unión. El humanismo cristiano no es algo que hay que añadir al proceso de unificación europea, es su esencia. Ya es hora de que cierta derecha integrista, que solo piensa en las formas, se dé cuenta.

 


[1] [NDR] El Consejo de Europa es una organización internacional de cooperación regional que gracias a la colaboración entre estados configura un espacio político y jurídico común en el continente que defienda y preserve la democracia y los derechos Humanos. No es una institución de la UE por lo tanto de confundir con el Consejo Europeo o el Consejo de la UE.

Nunca más

Por : Jeunes Européens Fédéralistes – Allemagne, Les Jeunes Européens – France

En un comunicado de prensa común, los Jóvenes Europeos – Francia y la JEF Alemania hacen un llamamiento para « aprender la lección de la Historia y construir una Europa más fuerte » en este 8 de mayo de 2015, 70º aniversario de la Segunda Guerra mundial(en Rusia se celebra un día después, el 9)  y de la caída del régimen nazi. Ellos se expresan de esta forma.

En este 8 de mayo, François Hollande ha visitado la tumba del soldado desconocido bajo el arco del triunfo y ha recordado lo valiosa que es la paz para los europeos. – Marie-France Durieux

 

Hace exactamente 70 años se firmó el armisticio que marcaba el fin de la Segunda Guerra mundial, dando fin al conflicto más horrible que Europa e incluso el mundo entero, habían conocido. El « Día de la Victoria en Europa », el continente se liberó de la losa del régimen nazi, y de los horrores que éste había cometido, causando la muerte de 60 millones de personas y devastando nuestro tan querido continente.

Desde entonces, el proyecto europeo, que nacía justo después del final de la guerra gracias a la visión optimista,  y sin embargo realista, de los Padres fundadores ; nos ha ayudado a construir paz y esperanza sobre las cenizas y los restos de la guerra.

Se trataba de una apuesta arriesgada el pensar que unos enemigos como Francia y Alemania, en conflicto desde hace siglos, podrían parar de pelearse y, en un momento dado, incluso cooperar el uno con el otro. Nada de aquello no habría podido hacerse sin el proyecto europeo, cuyos ideales han conducido a viejos enemigos a tratarse al final como colaboradores, que comparten el mismo destino común. De manera progresiva, este proyecto ha traído la paz y la solidaridad del continente, permitiendo así crecer a una auténtica comunidad europea.

Lograr restablecer una paz duradera ha sido una etapa fundamental para Europa en su construcción, como lo ha demostrado el Premio Nobel de la Paz otorgado en 2012 ; pero aún está lejos de ser suficiente.

Por esta razón, los Jóvenes europeos – Francia y la JEF Alemania quieren recordar que solo con una Europa integrada puede garantizar la tolerancia y la libertad en el continente.  Debemos tener siempre en cuenta que ninguna nación debe ser percibida como superior a ninguna otra. Tenemos que recordar que la intolerancia, por mínima que sea, hacia una parte de la sociedad, puede ocasionar un error mucho más grande de lo que se pueda imaginar. Tenemos que seguir trabajando juntos y por una mejor comprehensión mutua, en lugar de crear luchas por algunos simples prejuicios.  Millones de personas han muerto en una guerra declarada por un régimen nacionalista, con una ideología intolerable. Hoy, lo mínimo que pueden hacer nuestras sociedades es impedir que los partidos extremistas promuevan el miedo y la desconfianza entre los ciudadanos y reivindiquen un país como “suyo”.

Los Jóvenes europeos – Francia y la JEF Alemania hacen también un llamamiento a sus gobiernos, para que respeten su deber hacia un proyecto europeo más fuerte. Los Estados miembros como Francia y Alemania tienen que asumir sus responsabilidades en la construcción del proyecto europeo y emplear su influencia para alcanzar una Europa más integrada que incluya todos los Estados miembros, especialmente los más pequeños. Llamamos a nuestros gobiernos y a la sociedad civil a continuar y reforzar la sólida relación que nació tras la Segunda Guerra mundial, y a ser una fuente de inspiración positiva en los otros países.

Los Jóvenes europeos – Francia y la JEF Alemania están convencidos de que el ideal europeo, imaginado por los Padres fundadores merece ser defendido. Ellos tuvieron la fuerza y la visión de creer en un futuro positivo y constructivo para Europa tras el conflicto más sangriento de la Historia. Tenemos que tener la voluntad de estar a la altura de sus convicciones y de hacer realidad esta visión.

Tenemos que construir una auténtica Europa federal, respetuosa con los derechos de los individuos y de los pueblos, garante de una verdadera paz duradera. Es la única manera fiable que tenemos de impedir que el futuro lleve lo que pudo devastar Europa en el pasado. ¡Nunca más la Segunda Guerra mundial! ¡Nunca más!

Manifiesto del Día de Europa 2015 #EU9M

“Europa no se hará de una vez ni en una obra de conjunto: se hará gracias a realizaciones concretas, que creen en primer lugar una solidaridad de hecho.”

(Declaración de Robert Schuman, 9 de mayo de 1950)

Hoy en día, los europeos somos conscientes de que los lazos de interdependencia que nos unen no se pueden deshacer; esta crisis nos ha enseñado que aquello que un día decidimos que sería la Unión no puede romperse. No se puede pensar que un bache en el camino (hacia la Unión) tiene que hacer retroceder lo que hace hoy 65 años decidimos construir. Los europeos somos fuertes y eso lo hemos demostrado de cara al exterior: nada puede hacer que se rompa Europa, que se rompa lo que decidimos hacer pues el camino está aquí mismo y somos lo suficientemente fuertes para hacer frente juntos, como europeos que somos, a toda aquella amenaza que se nos presente y que pretenda separarnos.

A los 65 años del día de Europa, aquel momento en que las diferencias se dejaron a un lado por un proyecto común a todos, tenemos que tener en cuenta los valores que hicieron de ese día el inicio de algo grande, donde los líderes vieron que la solidaridad entre europeos es fundamental para lograr la paz y prosperidad conjunta. Todos los ciudadanos europeos nos encontramos ante una de las peores crisis económicas a las que Europa en su conjunto ha tenido que hacer frente. Esto indudablemente nos dejará secuelas a todos por igual, no importa quien seas, no importa qué hagas o si piensas que no tiene sentido: quedará en nosotros y no se olvidará. Nos referimos al valor de la solidaridad como método para que nuestro sueño de una Europa Federal se haga cada vez más real. En estos tiempos de crisis nos encontramos con lo peor de nosotros mismos, que nos impide avanzar y no nos deja prospera;, nosotros decimos no a esta situación. No nos podemos dejar llevar por la amargura de lo que nos está pasando, nuestra razón de ser europeos nos hace avanzar hacia una unión con más solidaridad; nunca debemos perder la esperanza. Nosotros no hablamos de cada país individual, sino que hablamos de una Europa unida, sin divisiones ni fronteras y con cooperación para que el proyecto que iniciamos juntos podamos terminarlo haciendo de Europa un lugar único en el mundo.

Haciendo frente a la peor crisis, los europeos, los gobiernos, las instituciones y toda Europa nos damos cuenta de que ya no hay fronteras entre nosotros, hay una interconexión que nos atañe a todos por ser europeos y por vivir en Europa. Esto nos lleva a la conclusión de que nuestro proyecto federal se está convirtiendo en una realidad tangible en la que toda Europa está unida, y de que ya no hay marcha atrás, estamos abocados a la unión y todos nosotros nos movemos, como europeos que somos, en torno a la unidad de una Europa Federal. Los pasos que se han dado para hacerla real se han hecho poco a poco pero siempre hacia la unión, siempre hacia un mismo objetivo, siempre por Europa y sus habitantes. La voluntad de una Europa unida no se ha perdido, aunque pasemos por un periodo de crisis. Debemos avanzar hacia adelante y no retroceder, las políticas que se han llevado a cabo a sido hacia la unión y nunca en otro sentido que no sea en pos de Europa.

6_n

El día 9 de mayo, aunque para algunos no sea más que un día cualquiera, ningún europeo se quedará atrás, todos celebraremos lo que anteriormente iniciamos y lo que estamos haciendo por Europa. Nos damos cuenta de que el proyecto federal sigue adelante, los europeos vamos hacia adelante, estamos más unidos, somos más resistentes y sabemos que solo podemos prosperar juntos pues la relación entre todos es real y no sería posible la separación de ningún país. Siempre hemos querido más unidad, una mayor Europa, una Unión que sea cada vez más fuerte para que se enfrente a los problemas que tengamos. Por lo que este día en el que todos los europeos nos unimos en torno a nuestra festividad, lo tenemos que celebrar a lo grande por lo que a su significación se refiere. Por ello, si te importa el futuro, trabájalo en el presente; esto es lo que todos (en especial las personas que lo hacen cada día), sentimos en este día, que es parte de nuestro ser y de nuestras vidas. Los europeos no debemos obviar este día; aunque actualmente los líderes de las naciones sean incapaces de hacer de este proyecto una Unión más fuerte y grande, nosotros los ciudadanos europeos estamos aquí para hacerla realidad.

Es por eso que en este día debemos estar más unidos que nunca y debemos de expresar todo el apoyo que sentimos por aquellas personas que dieron su vida de trabajo a favor de la Unión, que pensaron que el ideal de una Unión es posible, y gracias a ellos ahora lo sentimos más cerca que antes. Nosotros somos una minúscula parte de todas estas personas que recordamos en este día tan especial. Los europeos no debemos echarnos atrás ante un tropiezo en el camino que nos llevará hacia una Europa unida, hacia una democracia común a todos los europeos para el bien de Europa y la perpetuidad de la paz entre todos y la Unión que nos hace cada vez más fuertes. No debemos anclarnos en lo malo que nos ha pasado, en aquellas cosas que nos hacen dividirnos pues nosotros los europeos saldremos adelante cueste lo que nos cueste en favor de todos.

Por ello en el día de Europa, 9 de mayo, nosotros los y las europeos/as debemos festejarlo, agradeciendo a todos los que trabajan para que una Europa Federal pueda ser en un futuro que cada vez es más cercano. Pues la Europa de nuestro futuro, la Europa de nuestros hijos, la construimos día a día y lo festejamos una vez al año.

4_n