Andrew Duff dice que el Consejo Europeo es peor que un Cónclave Papal

Artículo traducido por Jorge Tanarro Colodrón
El artículo original está disponible aquí y aquí, en la web del Grupo Spinelli y de la UEF.

Como reacción al acuerdo alcanzado en el Consejo Europeo el viernes 8 de febrero, el presidente de la Unión Europea de Federalistas (UEF), el Miembro del Parlamento Europeo (MEP) Andrew Duff concluye que el acuerdo no encaja con su propósito. En un comunicado de hoy (martes, 12/02/2013), dice:

«Una vez más, la tan grande discusión sobre la tan pequeña cantidad de dinero mostró lo peor de la Unión Europea. De hecho, la disputa sobre el marco financiero plurianual (MFF) es casi una caricatura de la Europa de hoy.”

«27 hombres y mujeres emergen agotados y exasperados fingiendo haber triunfado en nombre de su particular estado nación. El resultado es que han dejado la Unión Europea sin dinero suficiente para promover sus objetivos políticos tanto dentro como fuera de Europa. No se han atrevido a introducir la reforma tan necesaria. No han sabido identificar las economías de escala resultantes de la suma de esfuerzos o de la eliminación de costosas duplicidades. Se han aferrado a la práctica habitual, mayormente equivocada.”

«Los líderes han perdido la oportunidad de aumentar la inversión a nivel europeo para compensar el descenso de la inversión a nivel nacional. Las propuestas de la Comisión para impulsar la competitividad de Europa han sido diluidas.”

«El Consejo Europeo ha fracasado incluso en sus propios términos. Los compromisos de gasto futuros ahora están programados de tal forma que superarán a los pagos, cuya acumulación provocará que el presupuesto de la Unión Europea entre en déficit – suponiendo por tanto el riesgo de la violación del Tratado. La idea de que este exiguo marco financiero plurianual (MFF) pueda durar siete años es pura ficción.”

«La Unión debe reconocer ahora que su sistema financiero, basado únicamente en las contribuciones nacionales, ha colapsado. La inevitable obsesión con la unanimidad y la compensación justa implica perder de vista el interés común de toda Europa. Incluso el Cónclave Papal vota con mayoría cualificada – y tenemos que tener en cuenta que muchos de los cardenales se preocupan por el bienestar de la Iglesia en su conjunto y no por el suyo propio particular. El cónclave secreto de los líderes de la Unión Europea de la semana pasada palidece en comparación.”

«El Grupo Spinelli y la Unión de Europeos Federalistas (UEF) presentarán en breve un nuevo borrador de tratado que propone entre otras cosas un nuevo sistema financiero y presupuestario. En nuestra propuesta, la Unión tendrá autonomía financiera real y las arcas nacionales serán liberadas de la carga de hacer contribuciones directas al presupuesto de la Unión Europea. La toma de decisiones será fluida, transparente y democrática.»