El informe Sargentini: El Estado de Derecho reafirmado como valor fundamental entre los partidos políticos europeos

La votación de hoy da esperanzas para devolver los valores europeos al centro de la agenda de la Unión” – declaraba ayer, Leonie Martin, Vicepresidenta de JEF Europa.

El Parlamento Europeo fue testigo de una de las más debatidas y controvertidas votaciones sobre Estado de Derecho – es la primera vez que el Parlamento busca activar el artículo 7 del TUE, que en última instancia podría privar a un estado miembro de sus derecho de voto en el Consejo. El informe de la europarlamentaria Verde Judith Sargentini fue aprobado por una mayoría superior a los 2/3 necesarios, un éxito del que dudaban hasta los miembros más optimistas de la sociedad civil.

La unidad de los miembros del Parlamento Europeo al defender los valores europeos por encima de la política de partido es una señal importante para nosotros, los ciudadanos europeos, antes de las elecciones europeas. Hoy nos demuestra que: las instituciones elegidas democráticamente no continuarán siguiendo las voces de aquellos estados miembros que no defiendan los valores en se basa nuestra Europa” – añadía Leonie Martin.

El tiempo de escucharse entre ellos y lograr compromisos entre los miembros del Partido Popular Europeo y el partido Fidesz ha terminado. “Los líderes del Partido Popular Europeo (PPE) han estado mirando hacia otro lado ante esta situación en Hungría durante demasiado tiempo” – dice Leonie Martin – “Defender los valores europeos y por tanto respetar el Estados de Derecho merece el pleno apoyo de todos los partidos políticos, autocrítica entre los propios miembros y ser responsable sobre las necesidades que supone ser parte de esto”.

El éxito del informe se debe en gran medida al voto de varios miembros del PPE, a los que la retórica sin compromiso del discurso del Primer Ministro Orbán decepcionó profundamente el día anterior. Los miembros del PPE pusieron fin a las políticas nacionalistas de Orbán poniéndose del lado de sus propios estatutos, que expresan que el PPE respeta “los derechos humanos, las libertades fundamentales y el Estado de Derecho” y promueve “el proceso de unificación y federalización en Europa”.

¿Qué es el llamado procedimiento del Art. 7? El procedimiento del art. 7 del TUE permite a las instituciones de la UE señalar un claro riesgo de violación (art. 7.1 TUE) y la existencia de una violación de los valores de la UE (art. 7.2  TUE). En caso de que posteriormente sea acreditada, el Consejo, es decir los Estados Miembros, puede decidir suspender determinados derechos del Estado Miembro, por ejemplo su derecho de voto en el Consejo.

El éxito de la votación, sin embargo, es solo un pequeño paso en un complicado procedimiento para activar el artículo 7 contra Hungría. Este hecho reafirma una vez más que el marco jurídico de la UE sigue estando poco preparado para hacer frente a violaciones del Estado de Derecho por parte de Estados Miembro. Incluso cuando el Parlamento tiene éxito a la hora de llegar a la mayoría suficiente, no puede actuar unilateralmente; lo que significa que esta victoria política no significa la plena prevalencia del Estado de Derecho. En el actual marco del procedimiento del artículo 7 la UE es virtualmente incapaz de sancionar violaciones graves de los valores fundamentales de UE, al requerir el voto unánime del Consejo para activarlo.

Estado de la Union 2018: La última oportunidad de la Comisión de “la última oportunidad”

Ayer el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pronunció el Discurso del Estado de la Unión – que fue correctamente anticipado como la “última oportunidad” para el Presidente de dejar huella en la historia. La pregunta es, ¿qué huella será esa?

Hace un año, el Presidente Juncker vio Europa de nuevo con el viento hinchiendo sus vela y lista para navegar hacia reformas profundas, inspirada por las propuestas del Presidente Macron sobre una Europa soberana y democrática.

Acercándose al final de su mandato, la “Comisión de la última oportunidad”, como se llamó a si misma, parece haber perdido mucho de su entusiasmo. El Presidente Juncker tiene razón cuando culpa a los Estados Miembro y en cierta medida al Parlamento Europeo por no actuar sobre las propuestas de la Comisión y por ralentizar el progreso ante retos fundamentales. E incluso, cuando su discurso del Estado de la Unión tras 4 años de liderazgo es sobrepasado por el voto del Parlamento en apoyo del procedimiento del art. 7 contra un Estado Miembro por primera vez, el Presidente Juncker no puede rechazar toda la responsabilidad. (Visita el artículo sobre el informe sargentitni y el art. 7 TUE)

Como Jóvenes Europeos Federalistas, hemos pedido propuestas más ambiciosas desde la Comisión Europea. En su último discurso del Estado de la Unión, el Presidente Juncker debería haber dibujado una imagen más realista de la UE en 2019, en peligro por el creciente reto nacionalista y acuciada por la necesidad de reformas, para cerrar con un alegato emocional por una agenda de reformas coherente y extensa.

Esta era la oportunidad para el Presidente Juncker para despertar a los Estados Miembros del letargo y confrontarlos con la realidad de una Unión en una crisis profunda y la necesidad de acción. Tristemente, esta oportunidad ha sido desaprovechada y Juncker dio la impresión de ser un capitán resignado, deseando abandonar el barco” – dijo Christopher Glück,presidente de JEF Europa.

A la luz de los recientes debates, el discurso del Presidente Juncker se centró en inmigración y en control de fronteras. Sin embargo, ante la ausencia de soluciones europeas, solo se confirmó que estos serán temas centrales de la próxima campaña electoral, alimentados por la retórica populista contra inmigrantes.

Damos la bienvenida a su propuesta sobre una verdadera Guardia Fronteriza y Costera Europa, al haber sido testigo del fracaso de los actuales servicios descentralizados bajo el control de las autoridades nacionales. Sin embargo, no es suficiente para lograr una solución europea real a la migración: estándares comunes europeos para la asistencia y servicios de integración en toda la Unión, financiados a nivel europeo, son necesarios para crear una situación en la que ningún Estado Miembro sea dejado solo acogiendo refugiados y personas que soliciten asilo. Entradas legales a Europa para refugiados y aquellos que busquen asilo son otro elemento para que las políticas europeas de asilo sean consistentes con nuestros valores comunes” – continúa Christopher Glück.

JEF España y JEF Europa se congratulan de que el Presidente Juncker haya hecho referencia directamente al Estado de Derecho. Durante demasiado tiempo la Unión Europea ha sido excesivamente paciente con Viktor Orbán. Es urgente que también el Partido Popular Europeo defienda la Unión de los valores y que el Presidente Juncker hable claro sobre este tema.

Nos entristece que un año después del anterior Discurso sobre el Estado de la Unión, muchas de las propuestas con cariz federalista hayan sido abandonadas. Nuevas, pero vagas, propuestas como la mayoría cualificada en las votaciones de política exterior y la nueva relación con África son bienvenidas, pero con solo 9 meses hasta las próximas Elecciones Europeas, es poco probable que estas ideas lleguen a ver la luz. Con la Comisión Europa resignándose ante la inactividad el Consejo, es más que nunca el momento de que la sociedad civil mantenga viva la idea de Europa.