Los Model European Union como forma de vivir Europa

22 abril, 2015
Por

Por: Xesc Mainzer Cardell (Joventut Europea Federalista de les Illes Balears (JEF Illes Balears) )

La segunda semana de Marzo tuvo lugar la simulación del Parlamento Europeoen Madrid (MEU). Te presentamos el testimonio de Xesc Mainzer Cardell, uno de sus participantes.

 

11182873_10205542390054742_1133216035_oEntre el 10 y el 13 de marzo tuve la oportunidad de viajar a Madrid para asistir al MEU Madrid, la simulación de las instituciones europeas que organizan los Jóvenes Europeístas de Madrid (JEF Madrid) y AECPOL (Asociación de Estudiantes de Ciencia Política de la Universidad Carlos III de Madrid) en el campus de Getafe de esta universidad y que se celebró por primera vez el año pasado, en 2014. El concepto del MEU nace en 2005 con la iniciativa de la sección de AEGEE en Osnabrück (Baja Sajonia) de llevar a cabo una simulación del funcionamiento del Consejo de la UE, y que en poco tiempo evoluciona hacia una simulación de la totalidad del proceso legislativo europeo. En 2007 se celebró en Estrasburgo el primer MEU tal y como se lo conoce actualmente, organizado en aquel entonces por AEGEE, pero que a partir de 2009 pasa a ser organizada por la   Bringing Europeans Together Association (BETA).

En los años posteriores el número de MEU que se celebran regularmente ha ido aumentando, tanto dentro como fuera de Europa, celebrándose en ciudades tales como Viena, Zagreb, Mainz, Belgrado, Estambul, Milán, e incluso Nueva York y Hong Kong. A pesar de ello, el MEU de Estrasburgo es a día de hoy el más importante, tanto por el número de participantes con los que cuenta (más de dos centenares) cómo por el hecho de que para la actividad se hace uso del hemiciclo del Parlamento Europeo.

La idea tras el MEU es muy simple: acercar a la juventud el funcionamiento de las instituciones de la Unión tomando un rol (ya sea el de eurodiputado, ministro, miembro de la comisión, representante de un grupo de presión, o periodista) desde el cual participar en el proceso legislativo tratando un tema o una serie de temas concretos que se plantean como ejes de la simulación. Meterse en uno de estos papeles permite ganar mucha perspectiva en profundidad del sistema institucional de la Unión Europea, que si bien puede resultar complicado de entender en un principio, mediante simulaciones como éstas se puede entender mejor  este sistema. Este funcionamiento a primera vista complejo se podría definir cómo un sistema de contrapesos en el que se ponen en juego los intereses nacionales (Consejo de la Unión Europea) por un lado y los de la ciudadanía (representados por los miembros del Parlamento Europeo) por el otro.

En la edición de este año del MEU Madrid, los temas a tratar eran dos: una actualización de la Estrategia 2020 (que trata temas que van desde la educación a la unión energética) y la creación de una tasa sobre las transacciones financieras (FTT). Ambos temas suscitaron un gran debate y, cómo participante desde el rol de eurodiputado, debo decir que fueron muy fascinantes tanto a nivel de estudio de las propuestas cómo de debate de las mismas.

Al mismo tiempo, el trabajo conjunto con participantes de otros lugares de Europa permite profundizar en el carácter plural e intercultural del proyecto europeo, aportando a la experiencia política una dimensión personal muy enriquecedora y que siempre sirve para trabar amistad con personas con las que se comparten intereses varios (incluso más allá de la política y el interés en Europa). En resumen, el MEU quiere ser una forma más de acercar Europa a los jóvenes, de hacerles vivir Europa.

En las Islas Baleares (de donde provengo), por nuestra circunstancia insular tenemos un aislamiento geográfico que en muchas ocasiones se convierte en un aislamiento en temas como el asociativo y el participativo, hecho que ha impedido que se produzca una cierta difusión de los MEU. En este sentido, cuando en la Universidad de las Islas Baleares (UIB) hablamos de intercambios con Europa se suele pensar sólo en el programa Erasmus. Y es que si bien el Erasmus ha sido una piedra angular en la creación y difusión del sentimiento europeo, Europa es algo más. Es por esto que animo a todos los jóvenes, sean de dónde sean, interesados en Europa y en temas políticos a que vayan a algún MEU. Es una gran experiencia personal y formativa, y alberga todo un mundo nuevo que espera ser descubierto.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Archivo de noticias